IMG-20240529-WA0001

Noticias destacadas de Tijuana

Enfrenta una batalla por justicia tras una cirugía que puso su vida en grave riesgo, busca que pseudo médico deje de hacer daño

Tijuana, Baja California

Marzo 26 del 2024

En una desgarradora búsqueda de justicia, Antoinette Eddings clama por reparaciones después de sufrir complicaciones graves postquirúrgicas que han puesto su vida en riesgo, así lo informó la paciente quien anunció una batalla penal, y ante instituciones como derechos humanos, Coepris, la Conamed y organismos médicos locales, regionales, nacionales e internacionales.

 

La paciente relató que todo comenzó cuando se sometió a una cirugía de reducción de senos en la Clínica Ciplastic a manos del Dr. Hermes Ávila Pelayo, quien fue dada de alta a la semana de la cirugía.

Durante más de 5 semanas consecutivos, señaló, visité las oficinas de la Clínica, además les envié fotografías, audios, mensajes e hice llamadas al Dr. Hermes Ávila Pelayo, que me cobró casi 7 mil dólares, y las respuestas de su oficina fueron inadecuadas, fueron insuficientes, irresponsables e insensibles, fuera de toda ética médica y violentando completamente mis derechos, señaló.

La situación, dijo Eddings, se deterioró rápidamente, cuando al día siguiente de la cirugía, notó que su incisión se había abierto y sangraba, un hecho que comunicó inmediatamente al equipo médico a través de fotografías, sin embargo, la respuesta fue lenta e inadecuada, sumiéndola en un estado de dolor y angustia constantes.

Eddings refirió que los días siguientes estuvieron marcados por una falta de atención adecuada, donde las heridas no solo se abrieron más, sino que también desarrolló infecciones severas, lo que resultó en un sufrimiento incesante.

"A pesar de los numerosos mensajes y fotografías enviados a la clínica, describiendo el empeoramiento de mi condición y la secreción de líquido amarillo grueso de las heridas, las medidas tomadas por los médicos de Ciplastic fueron insuficientes y tardías" dijo.

La paciente indicó que fue solo después de un ultrasonido autoiniciado que reveló una infección severa, que recibió algún tipo de tratamiento dirigido, aunque aún ineficaz, donde la intervención final de otro médico, quien diagnosticó una infección por candida albicans y ajustó el tratamiento, se marcó un punto de inflexión en su recuperación.

Desilusionada y traicionada por la falta de cuidado y atención por parte de la Clínica Ciplastic, Eddings inició procesos jurídicos penales, mercantiles y ante múltiples instancias para buscar justicia y reembolso por los daños sufridos y los costos incurridos, incluyendo los tratamientos de emergencia y la cirugía reconstructiva necesaria debido a las consecuencias de la operación inicial.

Explicó que los costos podrían alcanzar más de 20 mil dólares por la gravedad en la que se encuentra y los costos post operatorios.

Puntualizó que una de las metas principales, es evitar que esa Clínica y médicos como Hermes Ávila Pelayo continúen dañando a personas que ponen su confianza y seguridad en sus manos.

Visto 1423 veces