Noticias destacadas de Baja California

• Las mujeres embarazadas deben llevar una dieta equilibrada rica en frutas, verduras, proteínas magras y carbohidratos complejos, que ayuden a mantener estables los niveles de glucosa en la sangre.

MEXICALI.- Durante el embarazo, el cuerpo experimenta una serie de cambios metabólicos para adaptarse al desarrollo del feto y prepararse para el parto. Más estas alteraciones podrían afectar negativamente a la madre y al bebé si no se llevan ciertos cuidados antes, durante el embarazo, así como

después del parto. Por tal motivo, autoridades del Hospital Materno de Mexicali dan a conocer recomendaciones para el cuidado de la salud.

José Rojas Serrato, Director del nosocomio, explicó que durante la gestación el cuerpo de la mujer experimenta una serie de cambios metabólicos significativos, que incluyen un aumento en la resistencia a la insulina, niveles elevados de glucosa en sangre, cambios en el metabolismo de los lípidos e incremento en la retención de líquidos.

"Estos cambios son normales durante el embarazo y necesarios para proporcionar los nutrientes adecuados al feto en crecimiento; por lo que es importante llevar un control adecuado para que no afecte la salud de la madre y el feto", añadió.

Explicó que en la gestación se producen y liberan varias hormonas, como la gonadotropina coriónica humana (hCG), la progesterona, el estrógeno, la lactógeno placentaria y el cortisol, que tienen efectos directos en el metabolismo materno. Estas hormonas pueden influir en la sensibilidad a la insulina, la utilización de glucosa y lípidos, y la regulación del apetito", explicó.

"Sí los cambios metabólicos no se controlan adecuadamente pueden aumentar el riesgo de complicaciones. Estas pueden incluir diabetes e hipertensión gestacional, parto prematuro y macrosomía fetal", advirtió.

Las mujeres embarazadas deben llevar una dieta equilibrada rica en frutas, verduras, proteínas magras y carbohidratos complejos, que ayuden a mantener estables los niveles de glucosa en la sangre y proporcionar los nutrientes necesarios para el desarrollo fetal. Además, el riguroso control prenatal permite monitorear los niveles de glucosa en sangre, presión arterial y otros indicadores metabólicos.

Mantener la actividad física con ejercicios moderados, como caminar o nadar, puede ayudar a controlar los niveles de glucosa en la sangre y mantener un peso saludable durante el embarazo.

Rojas Serrato finalizo comentando que estos mismos cuidados aunado al proporcionar seno materno, ayudarán a que los niveles hormonales de la mujer vuelvan a la normalidad. Por ello se sigue insistiendo en la importancia de una planeación del embarazo, un adecuado control prenatal y un debido cuidado en el postparto

Visto 189 veces