banner-caliente

tuvotosehizovaler

foto-robertos

Noticias destacadas de Tijuana

*El trastorno mental puede detectarse desde la niñez y así prevenir una enfermedad adictiva.

Aquellas personas que padecen de alguna adicción tienen 70% de probabilidad de padecer también un trastorno mental y viceversa, por lo que es importante estar atentos a esta denominada patología dual.

Así lo señaló el Dr. José Rubio, miembro fundador de la Fundación Libre de Adicciones y director general de la Clínica Libre, quien habló de esta problemática ante miembros del Colegio Médico de Tijuana que preside el Dr. Abraham Sánchez Frehem.

 

“La patología dual es una enfermedad que contempla dos padecimientos: las adicciones y las enfermedades mentales, y lo que debemos hacer los médicos es entenderla desde el aspecto epidemiológico”, comentó.

El galeno explicó que cuando estas dos enfermedades se juntan hacen sinergia y se convierte en un caos tanto para el paciente como para la familia, con mayor deserción al tratamiento y recaídas, comportamientos inadecuados en desafío a la normas, suicidios y acontecimientos mórbidos.

Este tipo de acontecimientos, detalló, se dan cuando existe una enfermedad mental durante la niñez, como déficit de atención, trastorno de conductas desafiantes, de ansiedad, entre otras, que cuando se llega a la adolescencia tiene una tendencia alta a caer en adicciones.

“Aquí la tarea importante es abrir un paréntesis en la prevención, que va de los 5 a los 12 años, pues si ya se tiene detectada la enfermedad mental en la niñez, podemos hacer un acto preventivo de la adicción”, dijo.

El director de la Clínica Libre resaltó que las personas que tienen algún trastorno mental en la niñez tienen de 3 a 5 veces más probabilidad de tener una enfermedad adictiva.

Y aunque no hay datos estadísticos, apuntó, dentro de una población de tratamiento de adicciones se ha encontrado entre 40% y 80% de esta enfermedad dual en su conjunto, lo cual abre la posibilidad de hacer tratamientos más específicos para que los pacientes tengan menor índice de recaídas.

El Dr. Rubio subrayó que la atención de este padecimiento es relativamente nuevo, ya que apenas hace 10 a 15 años comenzó a haber más estudios clínicos y de observación de la patología dual, con mayores esquemas de tratamientos para este tipo de pacientes, más individualizados y estratégicos que involucran a la familia.

“Hoy lo que estamos promoviendo es que si ya detectaron un trastorno mental, tanto el médico como la familia sepa que la persona es presa vulnerable a tener una adicción durante la adolescencia y juventud. Mi recomendación es estar atentos y que consideren la enfermedad dual, porque sí existe”, concluyó.

Visto 63 veces