banner-caliente

tuvotosehizovaler

foto-robertos

Noticias destacadas de Tijuana


Tijuana.- Pese a que durante la pasada contienda electoral el entonces candidato a gobernador de la Coalición Juntos Haremos Historia, Jaime Bonilla Valdés dejó plantados a los afectados tras los deslizamientos de tierra el 2 de febrero de 2018; los vecinos aún confían en que cumplirá su promesa de entregarles una casa a cada uno de ellos.


Atalía Ramos, integrante del comité de vecinos recordó que el apoyo surgió como una orden del presidente Andrés Manuel López Obrador que giró presencialmente a Jaime Bonilla cuando el ahora gobernador electo despachaba como delegado del gobierno federal en el mes de enero, cuando el Jefe del Ejecutivo Federal estuvo en Tijuana para poner en marcha el programa de apoyo a la franja fronteriza.
 “En un principio (Andrés Manuel López Obrador) nos dijo que nos acercáramos al ingeniero Bonilla inclusive se hicieron unas mesas de trabajo en donde el ahora gobernador electo se comprometió a darle casas a cada uno de los afectados, ese fue el compromiso antes de las elecciones sin embargo tratamos de entender la cuestión de que es época electoral y ahorita ya que es el candidato electo, esperemos que realmente se cumpla”.
Atalía encabezó una mesa de trabajo con integrantes del colegio de valuadores quienes los están apoyando para obtener un estimado de sus predios y viviendas, pues la intención es terminar de integrar las más de 110 carpetas de investigación de las denuncias que se presentaron en contra de quien resulte responsable por el delito de daños en propiedad ajena.
Un promedio de 260 familias perdieron su patrimonio durante la mañana del 2 de febrero de 2018, en respuesta la autoridad municipal entregó a 60 de ellos contratos de promesa de donación de igual número de predios, sin embargo, los predios ubicados al este de la ciudad no han podido ser habitados por no contar con servicios públicos básicos y porque las precarias edificaciones que se levantaron fueron desmanteladas por delincuentes.
“Hicimos casitas de madera pero de nada sirvieron porque en cuanto salimos a trabajar fueron vandalizadas y saqueadas, nos las destruyeron y se robaron las maderas con las que las construimos” lamenta la señora Atalía que también considera que “primero fue la campaña de 2018 y ahora la de 2019, en ellas la tragedia de Lomas del Rubí se politizó en exceso y por eso es que no avanzaron ni las gestiones ni las denuncias”.
La representante legal de los vecinos, Erika Santana refiere que “una vez concluidos los dictámenes restantes se procederá a la judialización del caso y en ese momento procesal invocar la recomendación de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, y solicitar amparos bajo la Ley de Víctimas, así como su debida protección”.
Reiteró que son 110 denuncias y que este proceso ha tomado cerca de un año y medio, lo que denota de nueva cuenta el prolongado tiempo que lleva en México alcanzar la justicia, y más en casos como este donde se han realizado numerosos estudios que toman tiempo en concluir e integrarse a las carpetas de investigación

Visto 93 veces