banner-caliente

foto-robertos

foto-robertos

Noticias destacadas de Tijuana

 
Octavio Fabela Ballinas
87 mil 512 viviendas han sido abandonadas por sus propietarios debido a la mala calidad de construcción que realizaron las empresas Homex, Urbi y Geo en 46 fraccionamientos en trece entidades del país siendo las más perjudicadas, el Estado de México con 19 desarrollos habitacionales y Baja California con 6. Los constructores se declararon en quiebra.
Para evitar que pueda repetirse esta situación, Mario Macías Robles director sectorial de los Trabajadores del Infonavit, explica la nueva administración de la financiera dejará de invertir dinero “sí el constructor no comprueba que su tierra es apta para la vivienda, con la ubicación apropiada y que no esté en una zona marcada como inhabitable por el atlas de riesgos de Protección Civil”.
“Durante los sexenios azules (el de los presidentes Vicente Fox y Felipe Calderón), se impulsó el desarrollo de vivienda de interés social en lugares donde el constructor encontraba tierra barata sin importar que los servicios y los centros de trabajo quedaran retirados, además las empresas constructoras no equiparon los fraccionamientos y utilizaron materiales de baja calidad por eso las personas dejaron de habitar las casas”.
Aseguró que analizan con una empresa local “no solo regenerar las viviendas, también aaliza la propuesta de  modelo de gestión con regeneración urbana que permita que en cuanto se coloquen las viviendas abandonadas se puedan utilizar y no se abandonen por estar e zonas inhabitables o lejanas de los servicios básicos”
"La dirección sectorial de los trabajadores llegó a un acuerdo con la dirección general, para que por primera vez en los 47 años de historia que tiene el INFONAVIT se fije una política de calidad para las viviendas que financian para garantizar: la correcta ubicación de las viviendas, los precios justos de mercado y la supervisión de la construcción de las viviendas".
Visto 126 veces