banner-caliente

foto-robertos

Noticias destacadas de Tijuana

Octavio Fabela Ballinas
Tijuana.- La anterior administración de la delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social en Baja California heredó finanzas son números negros y esto se debe a que redujo gastos que terminaron por causar detrimento en el servicio que se presta a los derechohabientes asegura Salvador Morales Riubi.
Entre los gastos que se evitaron durante el sexenio pasado en la delegación Baja California y parcial de Sonora está el gasto en la contratación de especialistas lo que produce que se tenga retardo en cirugías programadas de hasta diez meses en tanto que las citas de consulta externa pueden postergarse hasta uno o dos meses.


"El instituto enfrenta el déficit de cuatro hospitales y por lo menos cien camas" refirió durante su exposición ante el foro de la Asociación de Periodistas de Tijuana, la falta de camas ha generado problemas principalmente en el área de urgencias en los que se ha tenido que retener las camillas de las ambulancias dela Cruz Roja.
Para enfrentar la situación la delegación trabaja en lo que llamó "una reingeniería de los espacios hospitalarios" de esta forma, unidades como la Clínica 7, podrían convertirse en Centros de Especialidades, para hacer más eficiente la capacidad instalada de los centros de atención del IMSS de cara a la estrategia de Salud Universal.

Visto 73 veces