TI-edo2018-300x280

foto-robertos

Noticias destacadas de Tijuana

 
Octavio Fabela Ballinas
Tijuana.- El puñado de migrantes que aun se aferran a mantenerse acampados sobre la avenida Cinco de Mayo, frente de la Unidad Deportiva Benito Juárez enfrentan la lluvia que desde poco después de mediodía empezó a caer sobre Tijuana, lo que provocó que se inundara la calle sobre la que tienen instaladas sus improvisados dormitorios.
En la zona se estima hay todavía unas 500 personas entre hombres, mujeres y niños que se han negado a ser reubicados en el albergue de El Barretal, lugar donde también hay personas durmiendo en casas de campaña pero con la ventaja de que es de las zonas altas de la ciudad y ahí no se presentan encharcamientos.
La mayoría de los migrantes que se encuentran todavía en la Zona Norte son los que han escuchado el llamado la presunta activista mexicoamericana Sonia, quién junto con su esposo se ha encargado de correr el rumor de las personas son trasladadas hacía El Barretal para ser deportados por el Instituto Nacional de Migración.
Un pequeño grupo de migrantes se mantiene también en una casa de campaña, pero bajo el Puente El Chaparral, lugar donde “se turnan” para hacer una huelga de hambre que aseguran, servirá para que los Estados Unidos relaje su política migratoria y conceda asilo político a los integrantes de la Caravana.
De acuerdo con la Secretaría de Salud, desde las lluvias del pasado jueves, se han incrementado drásticamente los casos de personas migrantes con problemas en las vías respiratorias, lo que representa un riesgo adicional para quienes permanecen en la Zona Norte pues en esa parte de la ciudad hay fuertes corrientes de aire, y la sensación térmica por las noches desciende drásticamente.
Visto 72 veces