TI-edo2018-300x280

2doInforme-a

Noticias destacadas de Tijuana

 
Octavio Fabela Ballinas
Tijuana.- Insultos contra una joven activista en la Zona del Río y un connato de pelea entre quienes rechazan la estadía en Tijuana de la Caravana Migrante, son los hechos más destacables de la concentración de al menos 400 personas que rechazan a los centroamericanos que inició a las por la mañana de hoy en la Glorieta a Cuauhtémoc en la Zona del Río.
La manifestación fue convocada para iniciar a las nueve de la mañana, a la misma hora que llamaron para apoyar a los más de dos mil centroamericanos que ya se encuentran en esta frontera. La que fue en pro de ellos apenas reunió a unas diez personas, la otra, poco a poco fue creciendo en número.
Una mujer que se dujo vendedora, madre de familia y que cursa la escuela en línea aseguró asistir a la manifestación aunque no está en contra de nadie, pero toma el ejemplo de los migrantes haitianos que al llegar a Tijuana la mayoría se puso a trabajar “los que están ahora hasta desprecian nuestra comida”
Uno de los asistentes a la marcha en contra de los migrantes fue el delegado Municipal de la Zona Centro, Genaro López quien confirmó que al menos 14 de 2 mil 400 migrantes que se encuentran en el albergue de la Zona Norte, son menores de edad que viajan sin un adulto. A esos niños los atiende el DIF municipal.
Miguel Ángel es otro de los tijuanenses inconformes que prefirió estar encapuchado para ocultar su rostro, con una bandera en la mano y portando la playera verde de la Selección Mexicana, aseguró que su principal preocupación es la inseguridad que pueden provocar algunos de los que viajan en la caravana pues considera que pueden ser pandilleros de las llamas Maras.
Una joven activista que se pronunció a favor de los migrantes cuando estaba la manifestación provocó que los cerca de 400 asistentes comenzaran a gritarle que se fuera, lo que provocó momentos de tensión que afortunadamente las cosas no pasaron más allá de los gritos de los envalentonados manifestantes.
Las consignas que lanzaban eran en el sentido de que la Caravana Migrante es una invasión disfrazada de migración y ese era el sentir de varios de los asistentes, que luego de entonar el himno nacional mexicano se dirigieron hacia el centro de la ciudad, a la Zona Norte, donde intentaron llegar al albergue instalado en la Unidad Deportiva Benito Juárez de la Zona Norte.
Ahí gritaban ¡Tijuana se defiende, Tijuana se respeta!, mientas avanzaban hasta el cerco que la Policía Municipal montó en las calles colindantes al centro deportivo, un grupo de personas decidió no avanzar y se dispersó en la calle 3ra del centro de Tijuana, comentando que la marcha es pacífica.
En ese lugar se volvieron a calentar los ánimos, ya que la agresión verbal con palabras altisonantes no cesaba mientras que los agentes policiacos montaron cercos para impedir el paso de la manifestación, entre los mismos participantes se escucha la invitación a “no perder la calma y mostrar civilidad”.
 
Visto 57 veces