TI-edo2018-300x280

foto-robertos

Noticias destacadas de Tijuana

 
Octavio Fabela Ballinas
Tijuana.- A quién o quienes cometieron el homicidio del sacerdote Ícmar Arturo Orta, la Iglesia debe ofrecerles misericordia y perdón siempre y cuando muestren arrepentimiento, sien embargo las autoridades deben garantizar el cumplimiento de la Ley pues se trata de un delito consideró el obispo de la Arquidiócesis de Tijuana, monseñor Francisco Moreno Barrón.
Previo a la celebración eucarística de exequias de quien fuera el párroco de la de la Iglesia San Luis Rey de Francia, en conferencia de prensa, el obispo fijó la postura de la Arquidiócesis de Tijuana por primera vez tras el hallazgo del cadáver del sacerdote “no nos corresponde hacer investigaciones ni justicia. Son las autoridades quienes tienen que hacerlas investigaciones”.
“la Iglesia no condena a nadie, por eso la Iglesia ofrece el perdón, pero para que se reciba ese perdón, es necesario el arrepentimiento A quienes perpetraron este crimen, les hago un llamado, tomen conciencia de la gravedad de su delito, arrepiéntanse de corazón” además pidió respeto para la familia de la víctima y por ello prefirió no opinar sobre presuntos trascendidos.
“Dar el perdón no quiere decir que esto interrumpa una investigación y la aplicación de la justicia”, por ello, hizo un llamado a la Procuraduría General de Justicia para que “no descuiden ninguna línea de investigación”, esto por la posibilidad de que al momento del ataque el sacerdote estuviera en compañía de alguna mujer.
Visto 62 veces