Bn300x280px

banner-caliente

foto-robertos

Noticias destacadas de Tijuana

* Reta Anapromex a que la hagan antes de que termine este sexenio

* No la van a hacer, apuestan directivos del grupo de Autos Usados de la Canaco Tijuana

José Ángel Inzunza Mendoza

Las propuestas de los candidatos en el sentido de regularizar los llamados “carros chocolate” son mera demagogia, según calificaron el dirigente de Anapromex, Fidel Villanueva Ramírez, y los directivos del Grupo Especializado en Autos Usados de la Canaco Tijuana, Fernando Humberto Parra Carrillo y Guillermo Rojas Gómez.

Inclusive entre la población se percibe escepticismo a la propuesta que hacen no solamente los candidatos del Partido Revolucionario Institucional (PRI), sino también de los otros partidos políticos, y todos ellos lo reconocen, pues observan que cada vez que se convoca a registrarse en un padrón, son pocos quienes lo hacen, por temor a ser perseguidos posteriormente, y así sucede.

Encabezados por el candidato a Senador, Alejandro Arregui Ibarra, los candidatos priistas a diputados federales, dirigentes del tricolor y coordinadores de la campaña de José Antonio Meade en Baja California, Carlos Barboza Castillo, y en Tijuana, José Alonso López Sepúlveda, la propuesta priista va encaminada a “resolver la problemática actual, y paralelamente, reformar el Régimen Aduanero para que, quien quiera importar vehículo de procedencia extranjera, pueda hacerlo sobre la base de precios de factura”.

Con ello, prosiguió Alejandro Arregui, “se matará la gallina de los huevos de oro de las organizaciones civiles que actualmente lucran con esa necesidad de miles y cientos de miles de personas; pero al resolver la legalización definitiva y accesible, tendrán que desaparecer, porque ya no habrá necesidad de que una OSC los defienda”.

Incluso, aclararon los aspirantes a una curul en el Congreso de la Unión, y los coordinadores de Meade en la entidad, “desde el inicio del programa de regularización a emprender, deberán hacerlo cada persona en particular, no representados por una organización” (como Anapromex y Onappafa, entre otras).

Ante lo que interpretó como una amenaza, el presidente nacional de Anapromex, Fidel Villanueva respondió que “el PRI no está en condiciones de atropellar a sindicatos y organizaciones; menos a Anapromex, en el tema de vehículos extranjeros”, invitándolos a que sumen, que no resten, “y se ubiquen”, porque no es con confrontaciones como se arreglará el problema de los “carros chocolate”.

En ese sentido retó entonces al candidato presidencial José Antonio Meade Kuribreña, y todos los candidatos priistas por Baja California, a que “si verdaderamente quieren regularizar los autos “chocolate”, deben hacerlo ahora que son gobierno, y antes de terminar este sexenio”.

De antemano, voces críticas de los candidatos de oposición al PRI advierten que Meade es el menos indicado para presumir que quiere regularizar los vehículos de procedencia extranjera que circulan sin importación, ya que estuvo en la Secretaría de Hacienda y bien pudo haber emitido un decreto aduanero que diera pie a resolver esta problemática.

De las voces ciudadanas, el coordinador del Grupo Especializado en Autos Usados de la Canaco Tijuana, Fernando Humberto Parra Carrillo dijo categóricamente que no cree que haya un programa de regularización de “carros chocolate”, ni en lo que resta de la administración del Presidente Enrique Peña Nieto, ni en la próxima Presidencia que resulte electa.

El Tesorero del Grupo Especializado de Canaco, Guillermo Rojas Gómez puntualizó que esas propuestas son solamente “electoreras”, “unas mentiras que echan para ganar votos; pero ya una vez electos, directa o indirectamente, no van a hacer ese programa; al menos no lo harán en el primer año de la nueva legislatura y primeros meses de la Presidencia de la República”.

En lo que sí coincidieron todos es en que la solución debe ser integral y definitiva, no con cierre de aduanas, sino con un régimen arancelario accesible, como lo indica el Tratado de Libre Comercio, basados en precios de factura, y no en el llamado “Libro Azul” de “Precios Estimados” que definitivamente eleva el impuesto de importación.

Asimismo, los loteros de autos usados exigen que se amplíe el abanico de marcas y modelos de autos, para importar desde modelos anteriores al 2008 y marcas alemanas y de otras nacionalidades que no sean solamente de Estados Unidos y Canadá.

Como todo eso probablemente ni siquiera se suba a los debates, los representantes de Canaco en materia de autos apostaron a que no existirá ningún programa de regularización y si acaso lo hubiera, sería de escaso alcance, como han resultado programas anteriores, y sin una solución integral en aduanas.

Visto 57 veces