TI-edo2018-300x280

2doInforme-a

Noticias destacadas de Tijuana

n colaboración con el Instituto de Investigaciones Históricas de la UABC

** Será el próximo miércoles 6 de junio cuando ocurra la siguiente sesión del Ciclo de conferencias Historia de Baja California, con el tema Vino y turismo en Baja California, segunda mitad del siglo XX, a cargo de Diana L. Méndez Medina, en la Sala Federico Campbell a las 19:00 horas. Entrada libre.

TIJUANA, B.C.-Turismo y seguridad en Tijuana durante la Ley seca estadunidense, 1920-1933, es el título de la conferencia impartida por eJosé Alfredo Gómez Estrada, en el Ciclo Historia de Baja California ofrecido por el Centro Cultural Tijuana en colaboración con el Instituto de Investigaciones Históricas de la UABC.

“Hubo muchos riesgos a los que estuvieron expuestos los turistas en los años 20, Tijuana no estaba preparada para recibirlos por miles, la estructura del pueblo no era suficiente, no había servicios públicos, ni drenaje, ni buena recolección de basura, tampoco estación de bomberos”, explicó Gómez Estrada quien ostenta un Doctorado en Ciencias Sociales.

“Lo más grave es que no había agua, la condición insegura más fuerte eran los incendios, hubo siete u ocho que fueron incontrolables”, señaló el especialista en Historia, por el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social-Unidad Occidente, de Guadalajara, Jalisco.

“En ese periodo se da un auge turístico no planificado, coyuntural, espontáneo e incontrolable, Tijuana es como un pueblo improvisado, las construcciones eran de madera, había 70 bares, cabarets y cantinas, todos almacenaban una cantidad de licores importante, mucho era adulterado y había mucha corrupción entre los inspectores”. Aseguró quien fuera Investigador del Museo Regional de la UABC de 1990-1993.

“Los turistas se arriesgaban mucho, el tema de la delincuencia no se ha investigado a fondo, no se sabe cuáles eran los delitos más comunes, de manera alternada hubo 12 casinos, los más grandes eran el Foreing Club y el Sunset Inn, hasta 1928 en que se construye el Casino Agua Caliente, que no sé si era exageradamente grande, pero si era exageradamente lujoso”, reveló el historiador.

“Los establecimientos ofrecían varios servicios, bar, restaurante, prostíbulo, juego, hotel e incluso algunos tenían un cuadrilátero de box, y podemos ver que la policía entonces cumplía con algunos estándares, detenía delincuentes, contenía algún delito, pero en un día festivo, podían llegar 60 mil personas y los que vigilaban las calles eran quince”, expuso Gómez Estrada, autor del ensayo Libros Gobierno y Casinos. El origen de la riqueza de Abelardo L. Rodríguez.

Será el próximo miércoles 6 de junio cuando ocurra la siguiente sesión del Ciclo de conferencias Historia de Baja California, con el tema Vino y turismo en Baja California, segunda mitad del siglo XX, a cargo de Diana L. Méndez Medina, en la Sala Federico Campbell a las 19:00 horas. Entrada libre.

Visto 107 veces