anapromex300

TI-edo2018-300x280

foto-robertos

Noticias destacadas de Tijuana

Octavio Fabela Ballinas

Tijuana.- Lo sucedido en el fraccionamiento Lomas del Rubí pone en evidencia omisiones del Ayuntamiento, pues es muy común que en muchas construcciones falte la supervisión (responsabilidad del gobierno municipal) y los cuidados de los procesos (responsabilidad de las empresas constructoras), advirtió el presidente del Colegio de Arquitectos de Tijuana, José Luis Araiza Velasco.

Entrevistado en el marco de un foro organizado por la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de la Vivienda (Canadevi), Araiza Velasco dijo observar que esas omisiones o fallas son los que pudieron haber ocasionado el derrumbe de casas en Lomas del Rubí, que no se respetaron los protocolos de construcción.

 

En ese sentido también aclaró que no es necesario hacer reformas a la ley ni a los reglamentos relacionados con la construcción de viviendas, ya que nuestra legislación ya contempla que vivimos en zona sísmica y se cuenta con un atlas de riesgo elaborado por la Dirección de Protección Civil.
Mientras se concluyen los estudios geotécnicos que solicitaron las autoridades para determinar las causas del deslizamiento de tierra del cerro donde se asienta Lomas del Rubí, de entrada el presidente del Colegio de Arquitectos no descarta responsabilidad tanto de los particulares del Grupo Melo, como de funcionarios que hayan incurrido en omisiones dentro del protocolo que se debió seguir.

Por su parte, el Grupo Melo debe contar con garantías suficientes para cubrir las indemnizaciones que correspondan a las 94 familias que se quedaron sin un hogar, debido al hundimiento de tierra; “todas las empresas desarrolladoras de vivienda deben ser responsables de los descuidos que hayan cometido, y el Estado debe obligarle a responder; eso ya está en la Ley”, comentó el arquitecto José Luis Araiza Velasco.

Visto 53 veces