Bn300x280px

banner-caliente

foto-robertos

Noticias destacadas de Tijuana

Octavio Fabela Ballinas
Tijuana.- Al cumplirse una semana del homicidio del abogado René Ortiz Quiñonez, varias agrupaciones de juristas de la ciudad alzaron la voz para exigirle a los gobernantes que cumplan con la obligación constitucional de brindar seguridad a los ciudadanos y solicitaron que si los responsables de seguridad pública Marco Antonio Sotomayor en esta ciudad y Gerardo Sosa Olachea en el estado, no pueden con el compromiso, ¡que renuncien!

Frente a la puerta del recinto de los juzgados civiles, Román Antonio Aboytes Hernández delegado de la Confederación de Colegios y Asociaciones de Abogados de México dijo que “el directamente responsable es el gobernador; directamente responsable es el presidente municipal. Aquellas autoridades que tienen la obligación de garantizar seguridad a la sociedad y que no lo están haciendo”.
Reiteró que “no se vale que la autoridad diga que nuestro compañero hoy fallecido tenía algún antecedente oscuro, no se vale, exigimos qué el asunto sea aclarado”, y dijo que la justicia debe llegar a los más de mil 600 hogares que han perdido a uno de los suyos asesinado en lo que va de este año. Crímenes que continúan impunes.
El presidente del Colegio de Abogados de Tijuana, doctor Rafael Cruzmanjarrez dijo que la comunidad jurista “repudiamos un acto cobarde, que haya acontecido este atentado cobarde, no podemos claudicar en ningún sentido, exigimos a la alcaldía la cabeza del secretario de Seguridad Pública, que si no puede con el trabajo que se vaya, no queremos a Sotomayor”.
Por su parte, Miguel Ángel Ordaz, integrante del consejo directivo de la Concaam, dijo que ha pasado una semana de la muerte del colega que independiente de lo que se haya dicho, es una muerte lamentable que afecta a todo el gremio jurídico. Ortiz Quiñonez era un abogado de “ética reconocida”, por lo que su muerte es el detonante de la exigencia de la comunidad jurídica y las manifestaciones como la de este jueves.
Para él, las acciones de seguridad no han dado los resultados que deberían. Pese a que Tijuana es “la ciudad de los retenes” los homicidios no se han reducido.
Luego del posicionamiento en la sede de los juzgados civiles, los abogados de Tijuana colocaron un pequeña ofrenda en el lugar donde fue ultimado el abogado René Ortiz Quiñonez.

Visto 905 veces