TI-edo2018-300x280

foto-robertos

 

  • El gobierno de la República mantendrá los estímulos fiscales al IEPS

  • Cálculos de los empresarios se hacen sobre supuestos incomprobables

  • Eventuales variaciones dependerán de las condiciones del mercado

    MEXICALI, B.C.- Independientemente de la liberación de los precios, el gobierno de la República mantendrá los estímulos fiscales en el impuesto a gasolinas y diésel, descartando así los “gasolinazos” que pronostican empresarios gasolineros, aseguró la diputada federal Nancy Sánchez Arredondo.

“Los cálculos de la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (Amegas) parten de supuestos incomprobables y, por tanto, no pueden tomarse como hechos”, puntualizó.

La legisladora federal señaló que las eventuales variaciones en el precio de las gasolinas dependerán de las condiciones del mercado y no de la intervención gubernamental.

“Además, cualquier estímulo adicional para controlar el precio sería irresponsable e implicaría recortes de programas sociales”, advirtió.

La Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (Amegas) aseguró que, durante 2018, los precios de las gasolinas y el diésel tendrán un aumento promedio de 6.9%, debido a la actualización de las cuotas del IEPS aplicable a combustibles.

La diputada Sánchez Arredondo reiteró que el Gobierno de la República mantendrá los estímulos fiscales en el impuesto a gasolinas y diésel para amortiguar las variaciones abruptas en los precios de referencia y el tipo de cambio.

Recordó que a partir del 30 de noviembre de 2017, se venden combustibles a precio de libre mercado en las 11,774 estaciones de servicio establecidas en territorio nacional y que es responsabilidad de cada permisionario determinar el precio al que ofrece las gasolinas.

En ese sentido, dijo, su precio final refleja el costo real de la cadena productiva, incluyendo el precio del petróleo, el costo de refinación, el costo logístico del transporte, el almacenamiento de la gasolina y el margen comercial de los expendedores, aunado a que las importaciones están sujetas al tipo de cambio.

Indicó que una vez liberados los precios de las gasolinas y el diésel, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público dejó de publicar sus precios máximos; sin embargo, continuará amortiguando las variaciones abruptas en los precios de las referencias y el tipo de cambio, durante 2018, mediante el esquema de estímulos semanales al IEPS.

Asimismo, la dependencia federal realizó una adecuación a la metodología del cálculo de los estímulos al IEPS, para hacerla consistente con el nuevo entorno de precios liberados.

Por otro lado, agregó, se publicó un decreto presidencial mediante el cual se extiende la vigencia a 2018 tanto del estímulo general como del estímulo en la frontera norte, en sus mismos términos.

La legisladora federal subrayó que mantener este esquema de estímulos fiscales a los combustibles, permitirá continuar con la transición ordenada al nuevo esquema de precios flexibles de los combustibles, evitando variaciones abruptas en los precios al consumidor de una manera fiscalmente responsable.

“En las zonas ya liberadas se aprecia una tendencia general a la estabilidad en los precios y, adicionalmente, el proceso de flexibilización ha detonado una inversión en infraestructura de petrolíferos estimada en 18.2 mil millones de dólares”, puntualizó.

Visto 129 veces

Mas noticias....