IEE-2018-c

banner-caliente

 

SITT300x100-06

 

·       Es un virus que causa lesiones en la piel y provocan dolor muy intenso.

·       Tiene la mayor posibilidad de desarrollarse en personas mayores de 60 años.

·       Se recomienda estimular la buena alimentación, su presencia disminuye el apetito.

Los herpes son un grupo de virus muy comunes que ocasionan diferentes enfermedades, se presentan como una erupción en forma de vesículas tanto en los genitales, como en la boca o los labios (conocidas como “fuegos”), advirtió  el doctor Óscar Castro Guevara, director de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) número 39 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en San Luis Río Colorado, Sonora.

Castro Guevara explicó que el herpes zoster, es una infección  que ocasiona erupciones en la piel  en forma de vesículas, pero afecta principalmente la región del tórax y tiene la característica de ser dolorosa.

Esta infección ocurre sólo en personas que presentaron anteriormente varicela porque se trata del mismo virus. Después de padecerla, generalmente en la infancia, el virus del herpes zoster permanece vivo en el cuerpo, reside en algunas células nerviosas y el sistema inmune lo mantiene dormido y oculto.

Sin embargo, con la edad y ante una disminución del sistema inmunológico, el virus escapa de las células nerviosas y se manifiesta alguna infección en la piel.

Castro Guevara destacó que las personas más propensas a padecerlo son los mayores de 50 años de edad que tienen debilitado el sistema de defensas, suelen ser pacientes con diabetes, cáncer u algún otro tipo de infecciones fuertes, también es común en pacientes con Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) o Síndrome de Inmudeficiencia Adquirida (SIDA).

Los principales síntomas de herpes zoster son erupciones dolorosas que forman vesículas en la piel, aunque es muy común el dolor antes de manifestaciones cutáneas.

Inicialmente, éstas tienen forma de ronchas o granos rojizos que pronto se transforman en ampolla; momento en que en la zona afectada inicia a sentirse comezón, punzadas y dolor ardoroso parecido a una quemadura.

El dolor se controla con analgésicos indicados por un médico previamente, de manera que no es recomendable automedicarse, por el contrario, ante cualquier síntoma relacionado con los antes mencionados es necesario acudir con su médico correspondiente para que sea el especialista quien lo diagnostique.

Visto 104 veces

Mas noticias....