IEE-2018-c

banner-caliente

 

SITT300x100-06

 

El presidente de los Estados Unidos de América, Donald Trump obtuvo una victoria política con la aprobación de la reforma fiscal, con 51 votos a favor y 49 en contra, por parte del Senado, misma que fue propuesta por el mandatario y pondrá en la cuerda floja el bolsillo de alrededor de 145 mil estudiantes de posgrado que recibían exención del pago de colegiatura, además de aquellos estudiantes de maestrías y doctorados que recibían beca o subvención, según dio a conocer el Abogado Fiscalista, Lic. Jorge Alberto Pickett Corona.

El experto informó que también las universidades y colegios dedicados a la investigación se encuentran realmente preocupados por el impacto que la derogación de la exclusión fiscal pueda generar en los programas de investigación, puesto que ahora menos estudiantes querrán matricularse en algún posgrado.

 

Asimismo, indicó que los estudiantes asignados a un plan de investigación que reciben un estipendio por esto, serán sujeto de impuestos, obstruyendo el desarrollo de la investigación científica que podría beneficiar no sólo al estudiante, sino a la sociedad en general.

Detalló que este plan fiscal, ambicioso pero lleno de incertidumbre, también trae recortes tributarios importantes, tales como el recorte de la tasa de impuestos a corporaciones o grandes empresas, de un 35% al 15%, y otorga incentivos de repatriación a aquellas empresas que invierten fuera de Estados Unidos.

Pero también busca reducir la tasa impositiva a los ciudadanos con mayor poder adquisitivo (de 39,5% a 35%), simplifica los rangos salariales de 7 a 3 (12%, 25% y 35%), aumenta la deducción fiscal, elimina el impuesto hereditario, elimina la obligatoriedad de adquirir un seguro médico y además simplifica el proceso de declaración de impuestos.

                                                              

“Según varios Centros u organizaciones independientes de investigación en temas de materia tributaria, estiman que la recaudación caería al menos 6,2 billones de dólares en los próximos 10 años, mientras que la deuda aumentaría en 7,2 billones de dólares, y es que no es clara la forma en la que se compensarían estas”, refirió Jorge Picket.

El abogado fiscalista mencionó que aunque los índices accionarios estadounidenses se convirtieron en un método de medición para el plan fiscal de Trump, y pese a que cerraron el mes de noviembre en máximos históricos, la volatilidad también subió de forma considerable, esto con motivo de las matemáticas engañosas que maneja el ya aprobado plan fiscal.

Respecto al impacto, que sin duda tendrá en la economía mundial, resaltó que México deberá fortalecer su sistema, ya que aunque se prevé un desajuste, podría maniobrar la situación reduciendo su tasa de impuesto corporativo, que dicho sea de paso, implica un incremento en las tasas de impuestos indirectos o en las tasas de impuestos a las personas físicas; con lo que también la Secretaría de Hacienda y Crédito Público deberá redoblar esfuerzos de fiscalización, y por añadidura, buscar incrementar el número de contribuyentes, necesariamente.

“El acreditamiento de impuestos pagados en el extranjero también podría ser un problema, ya que las tasas de impuestos que se tengan tanto en Estados Unidos como en México se verán afectados, desde las inversiones mexicanas que se tienen en nuestro vecino país del norte, como en las inversiones de estadounidenses en nuestro país”, concluyó el especialista.

Visto 52 veces

Mas noticias....