lang-lab-banner.jpg

 

SITT300x100-06

BCeconomiaFam

Banner-Seguro-Me-Divierto-200x200

Una mascarilla facial, normalmente se coloca tras una limpieza facial, un análisis de la piel, una exfoliación y de masajes durante un tratamiento facial profesional. Las mascarillas faciales tratan el tipo o condición particular de la piel. Si está seca o deshidratada, la mascarilla debe hidratar la piel. Si tu piel está roja o inflamada, la mascarilla debe calmar el ardor y bajar el enrojecimiento y si tu piel es grasosa, la mascarilla puede ayudar a extraer las impurezas de la piel y mantenerla mate.

Existen mascarillas que hacen la labor de exfoliar, hidratar y matificar, tales como las Mascarillas y Ritual de limpieza facial de Kiotis Paris por Stanhome que te ayudarán a identificar lo que necesita tu piel. Por ejemplo, la mascarilla Hidratante cuenta con aceites esenciales de Cardamomo hidratante y de Geranio restaurador. El Geranio reequilibra la piel de inmediato, reafirma y hace la piel más tersa, al mismo tiempo que recupera la suavidad. Esta mascarilla es ideal para piel cansada o deshidratada.

También existe la mascarilla Exfoliante la cual te ayudará a purificar, atenuar irregularidades y renovar a nivel celular tu piel con aceites esenciales de Palmarrosa purificante y de Geranio restaurador. La tercera opción es la mascarilla Matificante, ¿cuántas veces no te ha pasado que brilla mucho tu frente o nariz y das el charolazo?, ese efecto no se ve del todo bien y para ello, recomendamos la mascarilla para matificar, esta mascarilla es para la zona "T" (frente, nariz y barbilla), cierra los poros, hace que tu piel se vea mate, suave, fresca y lo más importante es que unifica la textura de la piel.

Las mascarillas faciales deben permanecer generalmente en tu piel por un periodo de 10 a 15 minutos y existen algunas que contienen ingredientes como la arcilla, el lodo negro, la sábila, las algas, los aceites esenciales, los aceites de masaje, las hierbas y las vitaminas. Después de que la mascarilla haya hecho su trabajo, puedes removerla y complementar el facial con aplicación de toner, suero, crema hidratante, crema para los ojos, bálsamo labial y si es de día, protector solar.

Además de la recomendación de mascarillas y esencias, aquí te decimos cuál sería una señal de un buen facial. Cuando la persona que te realiza el facial permanece contigo tras la aplicación de la mascarilla, dándote un masaje del cuero cabelludo o algún otro servicio que realce tu experiencia, quiere decir que estás ante una experta y que no duda consentirte. En cambio, si ella dice: "Simplemente acuéstese, relájese y estaré de vuelta en diez minutos", básicamente está tomando un descanso a tu costa.

¿Qué pueden hacer las mascarillas faciales por tu piel?

Una mascarilla facial se piensa para tratar la condición particular de la piel así que es importante elegir la que mejor se adecue a tus necesidades. Si estás utilizando una línea profesional para el cuidado de la piel, una experta te pudiera recomendar una mascarilla facial para uso en casa que no comprometa alguna reacción en tu piel y que puedas utilizar cuando lo desees.

Dependiendo de sus ingredientes, las mascarillas pueden tonificar, hidratar, nutrir, matificar, exfoliar impurezas, así como ayudar a curar las imperfecciones, calmar y rejuvenecer la piel.

Es muy importante saber qué tipo de piel es el que tienes y si deseas conocer toda la línea de cremas de Kiotis París, busca a una Consejera Stanhome* o acude a tu StanCasa más cercana donde podrán ayudarte a seleccionar la mascarilla que mejor se adapte a tu tipo de piel y bolsillo.

*Comerciante Independiente

Visto 77 veces

Mas noticias....