Banner 1080x130

Académico de la Arizona State University imparte clase magistral a alumnos de la UAG

La comunidad estudiantil de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG) recibió una clase magistral a distancia por parte de su aliada estratégica, Arizona State University (ASU).
Esta clase fue impartida por el Dr. Brent Sebold, un experto de emprendimiento e innovación de ASU, en donde brindó información acerca del pensamiento empresarial y cómo puede conectarse con la innovación de las distintas carreras.


Además, explicó cómo configurar el pensamiento para emprender, ya que el emprendimiento trata de cambiar el mundo mediante el mejoramiento y usó de las tecnologías.
A su vez resaltó que la principal cualidad del emprendedor es su mentalidad, independientemente de la carrera que se estudia, con ayuda de sus habilidades.
Asimismo, puso en contexto que hace 20 años se pensaba que el emprendimiento solo se daba en las escuelas de negocios y mostró el panorama actual, de cómo cambio esta percepción y las ventajas que ha obtenido el mundo de quienes se atreven a innovar y mejor la calidad de vida.
La forma de pensar puede ayudar a inventar un nuevo producto o iniciar un negocio propio porque todo surge de la idea de cómo dar solución a los problemas, valor, sostenibilidad en beneficio de la sociedad local y global.
Es elemental que cualquier emprendedor deba ir en búsqueda de soluciones de algún problema, los universitarios deben ver todo el tiempo cómo mejorar la vida de las personas por medio de sus carreras y eso es clave para guiar su potencial a futuro, detalló el ponente.
Por otro lado, mostró ejemplos de universitarios que cambiaron su destino al decidir emprender algo novedoso a partir de una necesidad que encontraron, como es el caso de Steve Jobs, Steve Wozniak, entre otros universitarios que han hecho historia.
A partir de estos casos de estudio se analizaron las principales cualidades para emprender como una mentalidad correcta, estar abierto a crear soluciones, crear y diseñar pensando en las personas, aprendizaje basado en otros proyectos, desarrollar nuevos productos o servicios de impacto.
De igual manera dar el primer paso de empezar el proceso, motivación, curiosidad sobre un tema o disciplina, metodología y desarrollo, creatividad, conexiones y contexto, crear valor, mejorar la tecnología existente y el capital.
En este último elemento es importante identificar a quién se quiere ayudar y quién va a pagar, es decir tener claro el estrato social a quien va dirigido.
Por último, resaltó que no importa la edad para empezar, mientras se tengan las herramientas para emprender y sobre todo la actitud.

Visto 120 veces