Banner 1080x130

Ciudad de México a 26 de septiembre de 2022.- Después de que el Pleno del
Senado de la República iniciara la discusión del dictamen que reforma el artículo
quinto del decreto constitucional que creó la Guardia Nacional, con el fin de
extender hasta 2028 la participación de las Fuerzas Armadas en tareas de
seguridad pública, el Lic. Alejandro Desfassiaux, Presidente de Grupo


Multisistemas de Seguridad Industrial (GMSI), afirmó que la violencia actual del
país sobrepasa ya cualquier debate sobre la estructura de esta institución, pues el
país ya no está en condiciones de seguir esperando que un nuevo cuerpo civil
tome las funciones de seguridad pública.
Considera un acierto la decisión de mantener temporalmente el mando de la
seguridad pública a través de las Fuerzas Armadas, enfatizó Desfassiaux, pues "El
problema resulta mayúsculo después de que en los últimos veinte años de
gobierno, las policías estatales y municipales han sido superadas a nivel local por
la delincuencia, siendo la Federación la que ha tenido que ir al rescate de estados
y municipios, donde el hampa se ha anclado incluso dentro de las mismas
corporaciones policíacas.
"El Ejército tiene toda una estructura operativa, médica, de disciplina y logística,
que permitirá hacer más eficiente el servicio de la Guardia Nacional y sobre todo
que perdure a nivel sexenal", asegura Alejandro Desfassiaux.
Los valores éticos, la disciplina y la lealtad de las Fuerzas Armadas son puntos
vitales no solo para que perdure sino para que de resultados este cuerpo de
seguridad nacional, mismo que estará bajo total responsabilidad de la Sedena y la
Secretaría de Marina para regresar la paz social a México.
"Si tomamos en cuenta este nuevo lineamiento, que en la práctica ya sucede,
podríamos tener resultados tangibles en materia de seguridad, dentro de dos años
más, siendo realistas.
La evidente escalada de enfrentamientos este año entre la Guardia Nacional y el
crimen organizado en algunas zonas rojas del país, especialmente en municipios
de Michoacán, Guanajuato, Sonora y Zacatecas, y que ya suman 346 a nivel
nacional del 2019 a la fecha es una prueba de que se empieza a dar resultados,
ahora si la GN se mantiene por lo menos hasta 2028 será la base de una
estrategia contundente para combatir la violencia, afirmó el experto en temas de
seguridad.
Aparte de la violencia, el cobro de piso es otra de las situaciones a las que se
enfrenta el país; por lo que todo fortalecimiento de la Guardia Nacional puede
ayudar a disminuir este problema en el corto plazo, a fin de combatir a grupos

criminales que poseen armas de alto calibre y con sorprendentes capacidades
ofensivas. "Hay que entender que los grupos criminales tienen en la práctica las
mismas capacidades armamentísticas, o en ocasiones mayores, que las de las
propias autoridades", mencionó.
Pese a los grandes esfuerzos que está realizando la Guardia Nacional y la
SEDENA, México está muy lejos de pacificarse. Si el gobierno federal quiere
enfrentar eficientemente a estas células criminales, tiene que hacerlo de manera
contundente, y mostrar supremacía sobre la delincuencia organizada. De ahí la
importancia de impulsar de una vez por todas a la Guardia Nacional.
El Presidente de GMSI se expresó a favor de prolongar la presencia de los
militares en las calles siete años más, ya que el debate sobre la militarización es
un tema que se habla en voz baja con más inquietud que entusiasmo, pero de
nada sirve seguir dialogando si no se toman acciones contundentes para terminar
con el flagelo de la inseguridad.
"Es importante que las policías municipales, estatales y complementarias, estén
bajo el mando de la guardia nacional, y que esté bajo el control de un solo mando
que sea transexenal, para que no sea decisión política la asignación de los
mandos de este cuerpo de seguridad", finalizó el Lic. Alejandro Desfassiaux.

Visto 60 veces