banner-caliente

3erinforme

foto-robertos

Noticias destacadas de cultura y espéctaculos

Prodigio de la imagen

 
** “A escena” reúne imágenes captadas en los escenarios por Alfonso Lorenzana, Jim Platel, Adrián Flores y Luis Felipe Cota; se exhibe en el Vestíbulo de la Sala de Espectáculos. 

TIJUANA, B.C.- El movimiento es a la danza, lo que la luz a la fotografía: el medio de expresión que les es propio, según lo demuestra con toda claridad la exposición “A escena”, que reúne imágenes de cuatro fotógrafos de la región: Alfonso Lorenzana, Jim Platel, Luis Felipe Cota y Adrián Flores, con la coordinación de Manuel Bojórkez.

Con la presencia de los autores, el subdirector de Exposiciones del CECUT, Francisco Godínez Estrada, en representación de la directora general de la institución, Dra. Vianka R. Santana, quien se encontraba fuera de la ciudad, y un nutrido público, “A escena” se inauguró este miércoles 21 de agosto en el Vestíbulo de la Sala de Espectáculos del Centro Cultural Tijuana, organismo de la Secretaría de Cultura, donde permanecerá a lo largo de las siguientes semanas.
Godínez Estrada aseguró que “A escena” es una muestra de la obra artística de cuatro reconocidos fotógrafos del Estado “que captan el movimiento de la danza y van más allá de la percepción óptica para ofrecer una representación sensible del proceso de las expresiones dancísticas en el tiempo, para que el espectador penetre al escenario, al recorrido visual y a la expresión emotiva”.  
Esta exposición, agregó, representa el compromiso del CECUT de considerar como aliados a los artistas, a quienes convocó a acercarse a la institución para permitir trabajar de manera transversal en favor del desarrollo del arte y la cultura.
Correspondió al maestro Manuel Bojórquez, fundador del Taller de Fotografía de la UABC en Tijuana, inaugurar esta muestra que, dijo, marca el inicio de un gran proyecto que busca la promoción y difusión del arte y la cultura, con el interés de llevarla fuera de Tijuana, que es el paso inmediato que necesita la comunidad artística para que permeen en el resto del país.     
En nombre de los expositores, Luis Felipe Cota, tras agradecer la acogida de la exposición en el CECUT, sostuvo que “hacer fotografía es otra forma de comunicarse, de apreciar el universo y de encontrar en él una belleza que trasciende”.
En esta exposición se entrecruzan y retroalimentan dos manifestaciones que aspiran, cada una en su campo y cada cual según sus medios, a ese estado de perfección posible que permite el arte, en un proceso ciertamente inacabado pero que rinde frutos como los que se pueden observar en esta muestra.
Lo que propone la colección de imágenes reunidas bajo el título “A escena” va más allá de la destreza que supone plasmar en fotos fijas un arte que es puro movimiento (o “ausencia” de, como en el caso de la danza butoh), pues en ellas se condensan varias cualidades, la más notoria, la capacidad de observación, desde luego, pero también su sentido de la composición y, sobre todo, el ojo experto para descubrir el instante significante mientras las evoluciones de la danza están en curso sobre el escenario, lo que supone una íntima familiaridad con aquello que se retrata.  
A esas se suman otras cualidades, que en relación con las anteriores pueden ser ciertamente menores, pero no menos relevantes, como la capacidad de permanecer en un estado de aislamiento creativo mientras se está rodeado de gente dentro de un teatro, por ejemplo, o la pericia para accionar el obturador en el momento preciso, no un instante antes ni después, en que se ejecuta un movimiento que queda plasmado en una foto fija.
En este tipo de imágenes, sí que resulta pertinente el famoso “instante decisivo” de Cartier-Bresson, que permite “sorprender la vida –decía el maestro– ¡en flagrante delito!”, toda vez que la imagen captada por cada uno de los cuatro fotógrafos “aísla”, en este caso, del flujo de la danza, el instante que signifique por sí mismo algún aspecto de este arte en movimiento o movimiento convertido en arte.      
Exposición a ocho ojos y manos, “A escena” plantea varios paralelismos posibles, pues así como la figura en que es captada una bailarina es resultado de múltiples ensayos y repeticiones, del mismo modo la imagen que congela el “instante coreográfico” es una de las muchas que debió tomar el fotógrafo antes de dar con aquella que refleje de mejor forma lo que desea expresar.
Adicionalmente, aunque pudieran dar la apariencia de imágenes posadas, que no lo son, las formas en que se muestran los desplazamientos dancísticos, en realidad son producto de este efecto de “suspensión del tiempo” que logra el artista para expresar en fotos fijas lo que se mueve ante su vista, dando como resultado una suerte de “coreografía de la imagen”, lo que no es poca cosa si se tiene en cuenta que se trata precisamente de eso, instantáneas que “congelan” el movimiento.

Para conocer el resto de nuestras actividades puede consultar www.cecut.gob.mxwww.mexicoescultura.com o www.facebook.com/cecut.mx.
Visto 77 veces