lang-lab-banner.jpg

 

SITT300x100-06

BCeconomiaFam

Banner-Seguro-Me-Divierto-200x200

Noticias destacadas de cultura y espéctaculos

Tijuana.- Dos hechos han consternado a la ciudadanía de esta frontera en apenas los tres días que llevamos de esta semana. Dos niños una de un año y cuatro meses que falleció en el Instituto Mexicano del Seguro Social, en dónde se descubrió que fue violada, y el del pequeño Usiel de quien su cuerpecito apareció como si fuera basura a un costado del Blvd 2000.

En ambos casos, aunque no hay detenidos, los tutores de los menores apuntan para ser los culpables de los dos crímenes pero, el pero que nunca falta, al menos en el caso del pequeño Usiel Alejandro Jiménez Hipólito las cosas podrían haber sucedido de manera distinta si la Policía Municipal hubiera hecho caso a los reportes de violencia familiar.

De acuerdo con vecinos del lugar, en la casa donde habitó Usiel junto con sus dos hermanas, su madre y su padrastro en el número 301 de la Privada San Octavio en colonia Lomas de San Martín se escucharon golpes y llanto de niños el mismo día que se reportó hasta las siete de la tarde la desaparición del menor.

Los mismos vecinos aseguran que los golpes a los menores eran cosa de todos los días y que en varias ocasiones pidieron ayuda a la autoridad sin que esta hiciera algo, es decir no contuvo la violencia de que eran objeto los pequeñitos.

Por este par de eventos es que cobra importancia la reforma de Ley que propone Movimiento Ciudadano para que en lo referente a que la violencia intrafamiliar, esta pueda ser denunciada por testigos de la agresión y no solamente se investigue bajo la querella de la víctima, los diputados puntualizaron que este tipo de delitos no permite el perdón, pues el Código Nacional de Procedimientos Penales, en el artículo 187 señala que no procederán los acuerdos de reparación en los casos en que se trate de delitos de violencia familiar.

Sin embargo y pese a que la violencia intrafamiliar ya rebasó el maltrato a las mujeres y empieza a cobrar víctimas inocentes, el gobernador del estado Francisco Vega de Lamadrid secundado por la bancada panista en el Congreso del Estado intentan evitar que esta iniciativa se discuta en el pleno y en su caso se apruebe.

¿Cuántos niños más necesita el gobernador del estado para que entienda que la violencia en el seno de la familia es un delito que merece castigo? Porque los argumentos que presentan los representantes del mandatario son muy endebles y hablan de que no se tiene la capacidad instalada para atender todas las denuncias que surgirán con esta medida.

Baja California está entre los cinco estados más impunes del país con una cifra negra del 90.3 por ciento de acuerdo al estudio Índice Global de Impunidad, este documento elaborado por la Universidad de las Américas y el Consejo Ciudadano de Seguridad dice que los delitos del fuero común más recurrentes son el robo de vehículo, otros robos y robo a casa habitación.

¡Hay que hacer algo para que en esta lista entre también el homicidio de menores a causa de la violencia intrafamiliar!

Visto 1265 veces

Mas noticias....