banner-caliente

foto-robertos

Noticias destacadas de Seguridad en Tijuana

  • En la intervención agredieron y causaron lesiones a personal policial

Ensenada B.C., 10 de septiembre de 2018.- Derivado de una denuncia ciudadana, elementos de la Dirección de Seguridad Pública Municipal detuvieron por probable allanamiento de morada a Florencia N. de 30 años, María del Carmen N. de 24 años, Teresita de Jesús N. de 24 años y Ángela N. de 34 años.

El jefe de la corporación local, Jorge Íñiguez Díaz dio a conocer que a las 14:26 horas del domingo 9 de septiembre se reportó vía radio que se requería apoyo en la Privada Valle de la Trinidad del fraccionamiento Valle de Chapultepec por un presunto allanamiento de una vivienda.

Detalló que en el lugar fueron llamados a señas por una persona que se identificó como la reportante, quien les señaló que el pasado 30 de agosto del año en curso había celebrado un contrato de arrendamiento con la propietaria legal de un domicilio ubicado en dicha privada.

“En el sitio también se encontraba la dueña de la vivienda y junto con el reportante indicaron con sus manos el predio en mención, el cual está debidamente delimitado con barda de bloque, con una reja metálica de acceso peatonal y con una reja para entrada de vehículos, en cuyo patio frontal se encontraban cuatro personas de sexo femenino”, apuntó.

Resaltó que tras presentar documentación sobre la legal posesión de la vivienda como el contrato de arrendamiento, ambas personas solicitaron que las mujeres que se encontraban en el interior fueran detenidas.

“Los oficiales se acercaron a la casa, se identificaron, les explicaron el motivo de su presencia y una mujer aparentemente embarazada les respondió que estaba rentando la propiedad pero que no contaba con documentación, tanto ella como las otras mujeres tomaron un comportamiento impertinente y empezaron a decirles palabras altisonantes”, afirmó.

Puntualizó que al verse superados en número, los uniformados solicitaron apoyo de otra unidad y una vez que arribó con la autorización del arrendatario ingresaron al patio frontal, siendo recibidos por una de las mujeres que con una escoba agredió en repetidas ocasiones a un agente al que también mordió, por lo que al no acatar la indicación de que cesara en su conducta fue detenida.

“Otra mujer trató de agredir a patadas y puñetazos a un oficial por lo que le colocaron candados de manos, mientras que otra que cargaba en brazos a un bebé lo entregó a una persona y le dijo a una policía que no se acercara o la golpearía, por lo que al intervenirla y colocarle una esposa en la mano derecha forcejó hasta soltarse y con la que estaba suelta golpeó en la cabeza en dos ocasiones a la agente causándole una herida sangrante, quien a pesar de estar lesionada continúo con su trabajo y le colocó el candado izquierdo”, comentó.

Agregó que al dirigir a las detenidas al carro radio patrulla una cuarta mujer que cargaba un bebé en sus brazos se empezó a meter entre los uniformados y con uno de sus brazos empezó a tirarles golpes, pese a que se le indicó con comandos de voz que se detuviera continúo en actitud violenta hasta que una persona se acercó y tomó al niño que cargaba.

“Los elementos lograron controlarla con técnicas policiales, le colocaron candados de manos y junto con las otras tres mujeres le dieron lectura de derechos, para posteriormente en compañía de los dos pequeños ser trasladadas a la Estación Sector Sur para certificación médica”, aseveró.

Comentó que tras revisar a los menores y percatarse que no había señales de maltrato fueron entregados a sus respectivos padres, mientras que las mujeres fueron ingresadas a celdas preventivas de manera momentánea para la elaboración del informe policial homologado, cuando la mujer aparentemente embarazada informó que sentía molestias en el vientre.

“Dicha mujer fue trasladada a un nosocomio para valoración médica siendo dada de alta horas más tarde, y en continuidad al procedimiento se puso a disposición de la Procuraduría General de Justicia del Estado a Florencia N. de 30 años, María del Carmen N. de 24 años, Teresita de Jesús N. de 24 años y Ángela N. de 34 años de edad”, indicó.

Jorge Íñiguez agregó que respecto a las agresiones al personal que participó en la intervención, fueron valorados por paramédicos de Cruz Roja quienes determinaron que no requerían traslado urgente pero que sí requerían valoración de un galeno, por lo que también fueron certificados por el médico en turno adscrito a la Estación Sector Sur.

Visto 121 veces