iee2018

banner-caliente

 

SITT300x100-06

Noticias destacadas de Seguridad en Tijuana

Tijuana.- Tras reconocer que la Ley para eliminar el cobro por estacionamiento a clientes en centros comerciales es un tema que ya está listo para ser votado en el pleno de la XXI Legislatura, el diputado presidente de la Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales del Congreso del Estado, Roberto Dávalos Flores consideró que la supuesta repartición de dinero entre los legisladores con el asunto de la Ley de Estacionamientos, es solo un chisme que no pasará a mayores hasta que el acusador de nombres.

Dávalos Flores tiene razón en exigir que se dé a conocer los nombres pues por ejemplo en la Comisión de Gobernación Legislación y Puntos Constitucionales que encabeza, hubo reticencia de que se aprobara la Ley del diputado Cuauhtémoc Cardona Benavides y fue el mismo que promovió que se aplazara su discusión y posible aprobación en la sesión plenaria de la XXI Legislatura.

Y en honor a la verdad, ¿por qué ese afán de escuchar tanto a los operadores de los estacionamientos cuando públicamente la mayoría está a favor de que no se cobre en ellos?

En fin...

Los transportistas volvieron a hacer de las suyas esta mañana cuando paralizaron el tráfico en las inmediaciones de la Garita Internacional de Mesa de Otay, y si bien tienen demandas, esas se resuelven sobre un escritorio y no en las calles. Ahora para justificar el desorden que provocan en la ciudad dicen estar también en contra de Uber y apoyar a los Taxis Amarillos.

Lo único que queda en claro es que los señores dueños de las concesiones de camiones Azul y Blanco y algunas empresas de taxis, como el Dorado y Blanco están en contra de todo lo que huela a modernidad y mejor servicio a los usuarios, que finalmente son los que pagan por el servicio y deben tener la posibilidad de elegir el que mejor les parezca.

La diferencia entre Uber y los Taxis Amarillos, por citar un ejemplo, es abismal en todos los sentidos y los primeros son un servicio que los tijuanenses ya han aceptado y usan con frecuencia, en esto la autoridad debe de entender que ya no será posible para ellos mantener el sistema de transporte que les genera ingresos por debajo del agua y deberá aceptar también la modernidad.

En el caso de los transportes Azul y Blanco y otros que se unen a las manifestaciones ¿no sería más fácil que se incorporaran a la empresa de empresas que manejará el Sistema Integral de Transporte de Tijuana? Porque el reclamo general es que se dejen de andar con sus movilizaciones y nos permitan a los demás vivir en paz y trasladarnos a nuestros trabajos o escuelas.

La verdad es que los transportistas se pasan...

Visto 1814 veces