banner-caliente

tuvotosehizovaler

foto-robertos

Noticias destacadas de Baja California

  • Importante que permanezcan porque son cultura e identidad de BC

Ensenada, B. C., 15 de Junio de 2019.- El Departamento de Atención a Grupos Indígenas del XXII Ayuntamiento que preside Marco Novelo, advirtió que se están perdiendo las lenguas maternas en Baja California por lo que buscará apoyo de los gobiernos estatal y federal para elaborar estrategias conjuntas para evitar su desaparición.

Javier Ceseña, jefe del Departamento en mención, quien además es de origen Kumiay, informó que la comunidad Cochimí de Baja California Sur es una de las lenguas que están perdiendo, al igual que la Kiliwa en Baja California, donde sólo quedan tres hablantes.

Comentó que los Kumiay, Pa Ipai y Cucapá, son personas que hablan su dialecto de manera fluida pero quedan muy pocos, lo que ha generado preocupación entre la comunidad indígena y población general, ya que forma parte de nuestra cultura e identidad.

Reconoció que existen esfuerzos institucionales por tratar de revertir esta situación, sin embargo enfatizó que el plan es seguir luchando con acciones intergubernamentales con las autoridades correspondientes a la comunidad indígena, educación y cultura.

Ceseña comentó que el tema de los apoyos económicos depende de las instituciones centrales, donde los recursos son destinados mayormente a las entidades de Oaxaca, Chiapas y Guerrero por contar con un alto número importante de población indígena hablante y también son requeridos en Baja California.

Javier Ceseña informó que a nivel nacional se cuenta con el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas, quien hasta hace tres años destinaba un fondo a través de los hablantes para que enseñaran su lengua a  su comunidad, pero éste fue retirado.

Mencionó que en la entidad funcionan escuelas de educación indígena, sólo que algunos maestros no son hablantes y al final se vuelve un círculo vicioso porque los hablantes no están preparados para ser maestros y estos no hablan los dialectos.

Para tratar de revertir el problema sugirió establecer un plan de trabajo y un diagnóstico entre el Instituto  Nacional de Pueblos Indígenas, Gobierno del Estado, XXII Ayuntamiento, Instituto Nacional de Lenguas Indígenas, UABC y lingüistas.

Visto 79 veces