banner-caliente

tuvotosehizovaler

foto-robertos

Noticias destacadas de Baja California

* Solicitó el diputado Héctor Mares la intervención urgente de la Secretaría de Energía, la Comisión Reguladora de Energía, Semarnat y otras entidades gubernamentales y de derechos humanos

Mexicali, marzo 14 de 2019.- Debido a la indiscriminada instalación de gaseras en el estado, y especialmente en Tijuana, donde ya han surgido conflictos sociales en varios puntos de la ciudad, a causa del riesgo que representan para los colonos, el Congreso del Estado aprobó un punto de acuerdo propuesto por el diputado Héctor Ireneo Mares Cossío, de solicitar intervención de autoridades federales.

De manera urgente, dijo el legislador, debe enviarse un exhorto a la Secretaría de Energía, a la Comisión Reguladora de Energía, a la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente, y a la Semarnat, al Gobierno del Estado, al Ayuntamiento de Tijuana, y a la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

 

Lo anterior lo propuso a nombre de la fracción parlamentaria del partido Morena, y como integrante de las Comisiones de Salud y de Derechos Humanos y Asuntos Religiosos, en atención a las demandas que han presentado grupos de colonos de diversas partes de Tijuana, donde, con el consentimiento o no, de las autoridades municipales, se están instalando gaseras.

Se trata, indicó, de que las autoridades mencionadas, dentro de su marco normativo y ámbito de competencia, en forma conjunta establezcan una coordinación, donde analicen la problemática de la proliferación de otorgamiento de usos de suelo, permisos y/o licencias para edificación, urbanización y operación de estaciones de carburación L.P. (gas Licuado de Petróleo).

Asimismo, verificar que las instalaciones de infraestructura de redes de distribución de gas natural, por medio de ductos en la zona geográfica de Tijuana, deben sustentar de manera técnica las áreas de amortiguamiento, las distancias que deben respetarse con respecto a los asentamientos humanos, áreas comerciales, zonas residenciales y centros de concentración de población.

Sobre todo, concretó, exigen el cumplimiento de una moratoria municipal que, por los hechos que se denuncian, no se está acatando.

Héctor Mares pidió que se dispensara la lectura de trámite y se diera obvia e inmediata resolución, pues afectan la salud y la seguridad de los habitantes de las colonias donde los expendios de gas LP están instalándose, y no han visto que el gobierno municipal que encabeza Juan Manuel Gastelum Buenrostro haga algo contra esas gaseras, sino por el contrario, otorgan los permisos.

Ante esa apatía del gobierno municipal, de acuerdo al artículo 5, del Reglamento de Gas Licuado de Petróleo y numeral 1, del Reglamento de Gas Natural, le corresponde a la Secretaría de Energía y a la Comisión Reguladora de Energía, respectivamente, regular los términos y condiciones a los que deberán sujetarse las actividades de Transporte, Almacenamiento y Distribución de Gas L.P. (Licuado de Petróleo) y Gas Natural.

Asimismo, conforme a los numerales 14 de dichos reglamentos, les corresponde a los referidos organismos públicos el otorgar los permisos de transporte, almacenamiento y distribución de Gas L.P. (Licuado de Petróleo) y Gas Natural.

En el mismo orden de ideas, de conformidad con el artículo 99, del Reglamento de Gas Licuado de Petróleo, y 4, del Reglamento de Gas Natural, la Secretaría de Energía podrá concretar acuerdos de coordinación, con las Entidades Federativas y Municipios, para fortalecer la planeación y los programas en materia del control de Gas L.P.

Hay otras normatividades más que aplican incluso al Gobierno del Estado, y al Ayuntamiento de Tijuana, pero, en todo caso, existe la concurrencia de facultades de la Secretaría de Energía (SENER) y de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), que con apoyo de la ASEA (AGENCIA DE SEGURIDAD, ENERGÍA Y AMBIENTE) y Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), pueden resolver los conflictos que se están generando, por una proliferación de permisos y licencias a gaseras, en violación a los principios enunciados.

Por lo anterior, el diputado Héctor Mares solicitó que se verifique el cumplimiento del Acuerdo dado a la sesión de Cabildo del Ayuntamiento de Tijuana, celebrada el 1 de noviembre de 2016, y aprobado por unanimidad de votos, al tenor del acta 42, levantada al efecto, en la que, entre otros, se estableció la emisión de una Moratoria para la Expedición de Permisos de Uso de Suelo para Estaciones de Carburación de Gas L.P. (Licuado de Petróleo).

En ese acuerdo se determinó suspender temporalmente la expedición de autorizaciones en materia de usos de suelo que impliquen la instalación y operatividad de estaciones de carburación de gas L.P. en esta ciudad, hasta en tanto existan los estudios técnicos que avalen la continuación en su otorgamiento; los cuales a su vez permitirán armonizar la Normatividad Federal, Estatal y Municipal.

En todo eso se ve con claridad una serie de responsabilidades del Ayuntamiento de Tijuana, que no se están cumpliendo, y es grave, porque la instalación de esas gaseras, en sectores o zonas de influencia habitacional y comercial con el 90% de ocupación, genera la violación a los Derechos Humanos a la vida, la salud, la seguridad y el medio ambiente sano.

Ese es el reclamo de los habitantes de esa zona geográfica, pues su calidad de vida se encuentra mermada debido al riesgo que implican dichas instalaciones; máxime que esa actividad NO resulta prioritaria, por lo que es importante que las autoridades verifiquen que la utilidad pública que reviste dichos permisos no se trate de una utilidad privada que vulnere derechos humanos reconocidos por nuestra Constitución.

Mares Cossío observó que claramente se infringen las normas oficiales que rigen a las Estaciones de Carburación de Gas L.P. (Licuado de Petróleo) y redes de distribución de gas natural por ductos, a saber, la Norma Oficial Mexicana NOM-003-SEDG-2004, la Norma Oficial Mexicana NOM-003-SECRE-2011, entre muchas otras, incluidas responsabilidades legales del gobierno municipal.

También existe la necesidad de definir y asegurar por los expertos que las Zonas Geológicas donde se instalan dichas Estaciones de Carburación de Gas L.P. (Licuado de Petróleo) y redes de distribución de gas natural por ductos, NO sean de alto riesgo, atendiendo al lugar de su ubicación.

Existen terrenos y vialidades públicas inestables y de riesgo debido a las fallas geológicas que presenta la ciudad de Tijuana, donde actualmente proliferan esas edificaciones e instalaciones de redes de distribución de las que se queja la comunidad Tijuanense.

En conclusión, resulta evidente la problemática, debido al cúmulo de denuncias y reclamaciones de la sociedad civil, visibles en los diversos medios de comunicación, estatales y locales, que exigen atención a sus inconformidades y reclamos; sin que a la fecha haya una respuesta o acción contundente por parte de las autoridades locales.

Por continuar de forma clandestina la proliferación de obras de nuevas estaciones de carburación de gas L.P. (Licuado de Petróleo) y la instalación de redes de distribución de gas natural por medio de ducto, con notoria falta de requisitos y especificaciones de seguridad previstas por las normas oficiales mexicanas, urge tomar cartas en el asunto, apremió el diputado Héctor Mares Cossío.

Visto 62 veces