fiestas de octubre

TI-edo2018-300x280

foto-robertos

Noticias destacadas de Baja California

  • Fundamental ejercitarse y comer sanamente.
  • Consumo de alcohol y tabaco, causas principales.
  • Existen programas de rehabilitación eficaces. 

Enfermedades cardiovasculares como infarto, angina de pecho y trombosis venosa, comúnmente ocasionan alguna discapacidad eventual o permanente. Por ello, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) cuenta con programas de rehabilitación cardíaca  que tienen como meta reintegrar a la vida laboral y productiva a quienes sufrieron algún padecimiento del corazón, señaló el doctor Ramón Rojo López, director de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) número 39 del IMSS en Tecate.

Explicó que en este servicio los derechohabientes reciben atención de especialistas en cardiología, endocrinología, nutrición, fisioterapia y psicología, que ayudan al paciente para controlar su enfermedad y cuidar su salud.

Señaló que para lograr que la rehabilitación se dé en el menor tiempo posible y una mejor recuperación de sus capacidades, se le integra a una rutina de ejercicio de cuatro a seis semanas para que  de manera gradual, tenga una mejor condición física, controle sus factores de riesgo y  por ende, mejore su calidad de vida.

Enfatizó que anteriormente, quien sufría un infarto tenía alta probabilidad de requerir de una pensión o incapacidad permanente. Esto ha cambiado desde que surgieron los programas de rehabilitación cardíaca y  además de la actividad física, se toma en cuenta la reincorporación social, familiar y laboral. Destacó que la mayoría de los pacientes que cursa con un evento cardiovascular y se atiende en alguna clínica del Instituto, regresa a laborar, de ser posible, en su mismo puesto de trabajo.

Las causas más importantes de estas enfermedades son una dieta malsana, la inactividad física, tabaquismo y el consumo nocivo de alcohol. Los efectos de los factores de riesgo pueden manifestarse en las personas con hipertensión arterial, hiperglucemia, hiperlipidemia y sobrepeso u obesidad.

Estos factores que pueden medirse en los centros de atención primaria, son indicativos de un aumento del riesgo de sufrir ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares, insuficiencia cardíaca y otras complicaciones.

Recomendó atender estas señales oportunamente para no alterar gravemente el estado de salud  y ante cualquier síntoma acudir con el médico para que le practiquen los estudios correspondientes y otorgue la información necesaria para un proceso de mejora.

Indicó que aparte de la los programas de rehabilitación del Instituto que ayudan a la reintegración del paciente, también se recomiendan acciones  para reducir sus probabilidades de tener una enfermedad del corazón: conocer su presión arterial y mantenerla controlada, ejercitarse regularmente, no fumar, hacerse pruebas para detectar diabetes y si la tiene, mantenerla bajo control, conocer sus niveles de colesterol y triglicéridos a fin de mantenerlos controlados, alimentarse sanamente  y mantener un peso saludable.

 
Visto 66 veces

Mas noticias....