IEE-2018-c

banner-caliente

 

SITT300x100-06

Noticias destacadas de Baja California

 

·       Se deben a la disminución de calcio, magnesio o potasio en la sangre.

·       Se exhorta acudir con su médico para una evaluación correcta y oportuna.

·       Al ser persistentes son signos de padecimientos cardíacos o tiroideos.

La pérdida de componentes sanguíneos como calcio,  magnesio y el potasio provocan calambres, molestia que  casi la totalidad de la población en algún momento de su vida ha sufrido, señaló el doctor Ramón Rojo López, director de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) número 39 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tecate.

Explicó que los calambres son contracciones enérgicas e involuntarias con duración de 30 segundos a un minuto; se presentan en ocho de cada diez personas afectando cualquier grupo muscular, siendo más comunes en piernas, brazos y abdomen.

El especialista señaló que se dividen en dos grupos: los ordinarios, que se presentan de manera eventual  y los patológicos, que al ser persistentes también pueden ser consecuencia de enfermedades cardíacas o tiroideas.

De igual manera están asociados con insuficiencia venosa, el embarazo y el frío, además de la pérdida de sales minerales en el organismo causada, entre otras, por el consumo excesivo de laxantes y diuréticos.

Subrayó que después de conocer las causas, se debe proceder a seguir un tratamiento a base de fármacos que ayudan a recobrar los minerales perdidos, así como recomendaciones en la dieta en caso de ser ordinarios  y si son patológicos, atender la enfermedad que los ocasiona.

Resaltó que en el Instituto se realizan estudios de laboratorio a todos los derechohabientes con este tipo de molestias entre otros, para descartar anemia e infecciones, así como para conocer la actividad muscular y para verificar los niveles de las sales en sangre.

Al respecto, recomendó a quienes sufren de calambres persistentes -por más de cinco días-, consumir mayor cantidad de plátano, guayaba, naranja y toronja, aumentar la ingesta de fibra y agua, así como reducir la de grasas.

Además, es necesario realizar calistenia (movimientos físicos con repeticiones para trabajar y calentar un grupo determinado de músculos) antes de practicar algún deporte. Si persisten las molestias  es importante acudir a su Unidad de Medicina Familiar (UMF),  ya que se puede tratar de alguna enfermedad complicada.

Visto 96 veces

Mas noticias....