fiestas de octubre

TI-edo2018-300x280

foto-robertos

 

Aquiles Córdova Morán

El día sábado de la semana anterior, cayó en mis manos un artículo notable. Se titula “Sobre Andrés Manuel López Obrador y Antorcha” y apareció el 28 de abril de 2018 en una página Web llamada “Medium”. Su autor es Julio Huato, uno de tantos cerebros mexicanos que emigran hacia los Estados Unidos en busca de oportunidades laborales, si mis breves pesquisas no me engañan. El artículo se destaca, como digo, por la seriedad de sus argumentos, por el equilibrio y honradez intelectual de sus planteamientos y por su visible esfuerzo de romper la dura piel de lo trivial, de lo superficial, y alcanzar el fondo de las cuestiones que aborda. Difícilmente se encontrará algo parecido en la prensa nacional.

En razón de lo dicho, quiero dar a conocer las reflexiones que su lectura  me ha provocado.

En síntesis: Antorcha no está con el candidato de MORENA no solo por el trato infamante que le ha dispensado y le dispensa su gente, que pudiera pasarse por alto; sino también porque su crítica al régimen es parcial, equivocada en cierta medida y provocadora de una reacción nacional e internacional que no podrá enfrentar, como no pudieron Dilma Rousseff en Brasil, Cristina Fernández en Argentina y Correa en Ecuador. Antorcha busca un cambio para México pero no cosmético ni aventurero. Está consciente de que ese cambio solo lo puede llevar a cabo un pueblo organizado, politizado y decidido a todo por conquistar una vida mejor, y lleva 44 años trabajando en ello y para ello. Pero sabe que el éxito depende también, y mucho, de la correlación mundial de fuerzas entre el imperialismo guerrerista, voraz y enemigo de la paz mundial, y los países que piden un mundo multipolar, solidario, pacífico y con progreso compartido para todos los hombres y todos los pueblos.

Hay que prepararse bien para la lucha interna seria, que es la única que puede triunfar (no es causal que en América Latina solo Cuba y Venezuela estén en pie de lucha; solo ellos están apoyados por un pueblo organizado y consciente), y hay que estar atentos a la evolución de la correlación mundial. La conjunción de ambos factores será la señal segura para un cambio exitoso. Y mientras tanto, ¿qué? Mientras tanto, don Julio, hay que hacer caso al sabio consejo de Cristo “Dejad que los muertos entierren a sus muertos”. Así se explica sin contradicciones la posición electoral de Antorcha en esta coyuntura.

Visto 56 veces
Valora este artículo
(0 votos)