fiestas de octubre

TI-edo2018-300x280

foto-robertos

 
La realidad los alcanza y rebaza fácilmente a quienes fueron amamantados y
creados políticamente en las filas del Partido Revolucionario Institucional
(PRI), a pesar de que haya algunos que lo hayan abandonado, otros
actualmente se encuentran coqueteando con otro organismo político, y los
que actualmente quedan pertenecen a alguno de los grupos que predominan
al interior del tricolor, pero todos ellos, en cualquier oportunidad que se les
presenta, se aglomeran a recordar viejos tiempos, o acordar futuras acciones,
pero cualquiera que sea el caso, “no pueden negar la cruz de su parroquia”.
Y que mejor muestra de lo anterior, que la reunión celebrada el pasado
miércoles veintidós, organizada por el espurio regidor priísta Eligio Valencia
López, para festejar el cumpleaños de su señor padre, el lesivo dirigente
estatal de la CTM, Eligio Valencia Roque, evento al que acudieron selectas
amistades del festejado, especialmente de la fauna política, personajes de
diverxas militancias partidistas, especialmente priístas y, como cereza política
del encuentro, el senador electo por Morena, Jaime Bonilla Valdez.
Bajo ese contexto los priístas de militancia vigente, compartieron el pan y la
sal con quien antes se movió y actuó en favor del tricolor bajo la instrucción
directa y dilecta de quien ha y es su mentor, el licenciado Xicoténcatl Leyva
Mortera, ex gobernador defenestrado por el entonces presidente de México,
Carlos Salinas de Gortari, hecho, que le ha acumulado un profundo
resquemor en contra del partido y de la militancia priísta, y que desde hace
años lo ha venido manifestando a través de su subordinado, en un
incondicional apoyo a Morena y a su propietario, Andrés Manuel López
Obrador.
Para estas ocasiones que mejor que una fotografía, en la que se plasme el
orgullo tricolor que fluye por sus almas, y así se hizo, y en la gráfica tomada,
 
se distinguen los integrantes del grupo castrotrentista, Julio Felipe García,
actual delegado federal de Profeco y responsable de pastorear el rebaño,
Nancy Sánchez Arredondo, diputada federal aún y operadora en la capital del
estado, y Jesús García, lider estatal de la CNOP y operador político en Tijuana.
Por parte de la tribu que comanda el zar de los casinos en Baja California,
Jorge Hank Rhon, aparecen sonrientes, Alejandro Arregui, ex candidato
derrotado al senado, que retornó a su curul en el congreso del estado a
lamer las heridas de su vapuleada electoral y, el nunca bien visto ex dirigente
estatal del PRI, Chris López Alvarado, quien a su siniestra se colocó el espurio
edil anfitrión, Eligio Valencia López.
Y en el centro del grupo se colocaron el homenajeado, Eligio Valencia Roque,
un lider cetemista cuya lealtad a su partido, el PRI, es directamente
proporcional a sus intereses personales, quién fue arropado por el senador
electo Jaime Bonilla Valdez, dirigente en el estado de Morena y ariete
soterrado del ex gobernador Leyva Mortera.
El ADN priísta que les es común, pese a que algunos niegan tenerlo, les
permitió tener una convivencia armónica, civilidad política sin complejidades
que quedo para la historia y el recuerdo en una fotografía, que enmarca y da
certeza a lo en el inicio manifestado, “El PRI los cría y ellos se juntan".
 
Y mientras tanto….
Sigue sin recato alguno, la corrupción en la agencia del ministerio publico de
delitos patrimoniales, en la figura de la licenciada Jessica Lizbette Ayón
López.
Visto 66 veces
Valora este artículo
(0 votos)