Bn300x280px

banner-caliente

foto-robertos

 
Es curiosa la forma en la que los candidatos llevan a efecto la contienda
electoral en el VIII distrito en Tijuana, la participación de los tres principales
actores, Héctor Cruz, de Juntos Haremos Historia, Mario Madrigal, de Unidos
por México y David Saúl Guakil por México al Frente, nos hacen pensar en
que estamos en una trama televisiva llamada el bueno, el malo y el tonto.
En ese distrito se han aglutinado intereses muy particulares que se reflejan
en las acciones de algunos de los contendientes, Héctor Cruz Aparicio y Mario
Madrigal Silva.
Del primero, con la simulada participación del militar en
situación de retiro, Julián Leyzaola, quien ya sucumbió a las mieles del poder
político, convirtiéndose en un ente como los que él acremente criticó, y de
Madrigal Silva, que representa lo nefasto del priismo bajacaliforniano bajo el
manto protector de Jorge Hank Rhon.
Bajo éste contexto, que no agrada a los seguidores de Cruz y Madrigal, y con
el trabajo que vienen realizando los abanderados a la cámara baja del
Congreso de la Unión, se ha observado que el trabajo que hasta el momento
vienen realizando entre los residentes de esa demarcación a tan solo 37 días
de celebrarse la elección, los momios hasta el momento están a favor de Saúl
Guakil.
Y la razón de ello es simple, en el caso de Héctor Cruz, no logra permear a la
mayoría de los electores del distrito porque conocen la clase de personaje
que es y la pésima imagen pública que arrastra, -con la independencia de la
doble moral con la que manejo lo de su candidatura-, derivada de su corrupta
participación en la función pública en la administración municipal que
encabezó Jorge Astiazarán Orcí, en donde colaboró en el área de Sindicatura
en la Dirección de Responsabilidades.
 
En esa área le brindó protección a Rubén Salazar, que se desempeñaba como
asesor del Síndico Procurador, Arturo Ledezma Romo, y a Joel Guajardo,
quien ocupaba la cartera de Sindico Contralor, personajes que fueron
denunciados por el propio alcalde Astiazarán Orcí, en el mes de Marzo del
2014, de haber intentado extorsionarlo, al exigirle bajo amenaza de Salazar y
Guajardo, que tenía que compartir con su jefe el Síndico, el cincuenta por
ciento de los 80 millones de dólares, que por año ingresan ilegalmente al
gobierno municipal.
Ante este hecho, Astiazarán Orcí denunció públicamente a los dos
embajadores del Síndico, y debido al escándalo que este suceso generó,
Ledezma Romo se vio en la necesidad de darlos de baja de la administración,
y Héctor Cruz de protegerlos para que no se les fincara responsabilidad
alguna por esa acción de corrupción.
Lo anterior, solo fue la primera de las acciones conocidas de corrupción e
impunidad llevadas a cabo y fomentadas por Héctor Cruz, su manto protector
se hizo notar sin rubor alguno en favor de los concesionarios de arrastre y
almacenamiento de vehículos, a quienes permitió el desvalijamiento y robo
de auto partes en perjuicio de los ciudadanos sin que llevara a efecto
acciones punitivas en contra de los concesionarios, protección que redituó
pingües ganancias a él y su jefe, el Síndico Procurador.
Y, es de lo que están hartos los ciudadanos, de funcionarios y políticos
corruptos, y como los residentes del VIII distrito electoral conocen su andar
en la administración pública, no lo aceptan y el rechazo es generalizado, lo
que se refleja en las estadísticas.
Por lo que respecta a Mario Madrigal, su mejor cualidad y lo ha demostrado,
es el ser un Junior. Que al igual que otros jóvenes cuyos progenitores son
actores con trascendencia en la actividad política de la entidad, esperan y
confían en que sus ancestros les consigan empleos en la administración
pública, o candidaturas a cargos de elección popular, sin importar que no
estén capacitados, guarden el perfil y tengan experiencia para desarrollar la
función que les obtienen, no importa el capricho, para eso está “papi" para
conseguírselos.
 
Por esta situación, el candidato de la alianza Unidos por México, no impacta
en el electorado del distrito, y es tan deficiente e insulsa la campaña que
viene realizando que es el contendiente que está en tercer sitio, lugar del que
nunca saldrá.
Por todo lo anterior, es que la contienda en el VII distrito electoral en Tijuana,
a 37 días de la elección, marca la tendencia del voto en favor del abanderado
de la coalición “Por México al Frente", David Saúl Guakil.
 
Y mientras tanto….
El arcaico Secretario de Seguridad Pública, Gerardo Olachea Sosa, creé que
con culpar a los medios de comunicación, se desvanecerá el fracaso en el
combate a la inseguridad que ha tenido su jefe, el gobernador Francisco Vega
de Lamadrid.
Visto 178 veces
Valora este artículo
(0 votos)