anapromex300



GobBC2013-2019


foto-robertos

 
El resquemor por la traición de la que es objeto ha sido el mejor carburante
para alimentar su deseo de triunfo del candidato a la cámara de senadores
en la segunda fórmula por la alianza “ Por México al Frente", Jorge Ramos
Hernández, quien ante ésta situación ha tenido que enfrentar e intensificar
sustancialmente s campaña electoral en cuatro de los cinco municipios de la
entidad.
Mientras su compañera colocada en la primera fórmula, Gina Cruz
Blackledge, solo se ocupa de realizar proselitismo electoral en el municipio de
Mexicali, en el que espera desvanecer la imagen de mediocridad e
incapacidad política que se construyó durante su estadía en la cámara de
diputados federales en la actual legislatura en la que presidió la Comisión de
Hacienda y no pudo cumplir su cacareada promesa de bajar el IVA en la
frontera.
Labor que esta encaminada no al proceso electoral presente, sino al del
próximo año, tiempo en el que buscará la alcaldía de Mexicali.
En la entrega del pasado diecisiete de abril, en este espacio comentamos del
trascendido que circulaba en el pináculo del panismo bajacaliforniano y del
gobierno del estado, sobre el conclave que llevaron a efecto el titular del
ejecutivo, Francisco “Kiko" Vega de Lamadrid, el ex gobernador y verdadero
concesionario en la entidad de la arca Morena, Xicoténcatl Leyva Mortera y
el dueño de la perrera de los Xoloscuintles y zar del juego, Jorge Hank Rhon,
en el que acordaron la distribución de los cargos de elección popular en
juego.
Los comentarios establecen que la reunión fue convocada por el Secretario
de Desarrollo Económico del Estado, Carlos Bonfante Olache a solicitud
 
expresa de su amigo y jefe el gobernador con el objetivo de lograr un
acuerdo que le permita llevar al triunfo electoral a sus amigos ungidos con
una candidatura que les permita estar en la nómina del poder legislativo, y
garantizar que al término de su gestión no tendrá problemas de carácter
judicial, como algunos ex gobernantes padecen actualmente.
El acuerdo tiene como fundamento la óptica política de Kiko Vega, en la que
da por un hecho de que el candidato a la presidencia de la república por
Morena, Andrés Manuel López Obrador gane la elección presidencial y que la
expansiva ola político electoral que generará el ‘Peje', disminuye la
posibilidad real de que sus preferidos obtengan el triunfo, por lo que planteó
a sus escuchas una propuesta en la que todos saldrán beneficiados ya que
trabajando en común acuerdo, los favoritos de sus oyentes, lograrían el
resultado anhelado, llegar al Congreso de la Unión.
La propuesta para el ex gobernador Leyva Mortera, fue que Morena obtenga
la senaduría de mayoría y los distritos electorales III, VI y VII. Lo que
significaría para el ex gobernador que su mejor empleado, Jaime Bonilla
Valdez, quien va en la primera fórmula y es acompañado en la segunda
formula por Alejandra León, arriben como triunfadores al senado de la
república.
Con respecto a su amigo y compadre Hank Rhon, le auxiliara en los distritos V
y VIII, en los que van como candidatos, su empleado Miguel Ángel Badiola
Montaño, y Mario Madrigal Silva, quien es el Junior de su amigo y dueño del
sindicato de trabajadores de los centros de apuestas de Grupo Caliente,
Mario Madrigal Magaña, lo que es una gran oferta, considerando los
paupérrimos índices de aceptación ciudadana que guardan todos los
abanderados del PRI en el estado.
A excepción de los candidatos mencionados, el resto de los abanderados
para Hank Rhon no guardan interés alguno, son simples entes desechables.
Para los intereses personales de Kiko Vega quedarán, la senaduría como
mejor fórmula perdedora que le asigno a Gina Cruz Blackledge, esposa de su
Secretario General de Gobierno, Francisco Rueda. Y en los distritos
electorales, sus impulsados, David de la Rosa Anaya en el distrito I, Mónica
Bedoya Serna en el distrito II, y quien fuera su carta fuerte al senado que se
 
vio truncada por la invasión agresiva de Jorge Ramos Hernández, el ex
diputado local Ricardo Magaña Mosqueda en el IV distrito.
Para lograr lo anterior y conseguir los resultados calculados, Kiko Vega
concentra el apoyo económico en las estructuras panistas en los distritos que
le interesan, confiado de que Gina Cruz llegará a la curul del senado como la
mejor fórmula perdedora y dejar en el camino a su compañero Jorge Ramos
Hernández, aniquilando con ello el deseo del ex alcalde de Tijuana de buscar
en el 2021 la gubernatura.
¿Logrará Ramos Hernández salir victorioso de la traición?
Faltan 42 días para saberlo
 
Y mientras tanto….
En el poder judicial federal en Baja California se gesta una nueva acción de
corrupción, en favor de la empresa a la que el ejecutivo le asigno la
construcción de la planta desaladora en Playas de Rosarito.
Visto 57 veces
Valora este artículo
(0 votos)