anapromex300

banner-caliente

foto-robertos

 

 

El pasado jueves el ex alcalde de Tijuana y hoy diputado federal con licencia, Jorge Ramos Hernández, inició su campaña en busca de la candidatura al senado de la república en el municipio de Playas de Rosarito, en las instalaciones del comité municipal del PAN, ante, en su mayoría, empleados del gobierno que encabeza Mirna Rincón Vargas, sitio al que fueron obligados a asistir en apoyo de quien aspira llegar a la cámara de senadores.

La forzada asistencia disfrazada de capacidad de convocatoria por parte de la dirigencia local albiazul, sirvió para que el ex edil empleara y manifestara sus mejores vituperios y luciera como todo un ganador en aras de obtener una candidatura que él promete puede ser triunfadora en los comicios a celebrarse el próximo mes de Julio.

Los autoelogios que se prodigó lo retrataron como un político de gran calado, capaz de lograr resultados increíbles, metas que nadie de sus copartidarios puede conquistar, bañado con una hipócrita humildad, hizo del conocimiento de los presentes sus triunfos en materia de seguridad e infraestructura, claro que en lo primero, sin destacar, que sin el apoyo del Ejercito la pacificación de Tijuana no se hubiera logrado.

Y con respecto a las obras de infraestructura, cándidamente justificó el lacerante endeudamiento que le indilgo a Tijuana para la realización de su negocio que en sociedad con el finado Lorenzo Zambrano ejecutaron y al que llamaron PIRE, que orgullosamente presume.

Se ufano de que será el candidato de todos los panistas, emanado de un proceso democrático que los demás partidos políticos no realizan, pero se le olvidó señalar, que tuvo que suplicar la ayuda del gobernador del estado, Francisco Vega de Lamadrid, para que interviniera y negociará con Ricardo Magaña Mosqueda, quien también aspiraba a la candidatura al senado para que desistiera de ello, hecho que finalmente ocurrió y que contribuye a que Jorge Ramos obtenga sin sobresaltos la candidatura.

Resultó jocoso escuchar al legislador federal hablar de la corrupción en la que incurren los integrantes de otros partidos, de las prácticas nocivas y lacerantes que cometen, cuando su intencional miopía no le permite ver la enorme corrupción que ha generado Francisco Vega y que gracias a ella él asumirá la nominación panista a la cámara alta del Congreso de la Unión.

Hilarante fue escuchar a las porristas surgidas del área de limpieza y mantenimiento del gobierno local que la alcaldesa Rincón Vargas llevó al evento, que en cada una de las intervenciones de Ramos Hernández gritaban como desquiciadas dando colorido a la reunión política y cumpliendo con ello la orden recibida.

No se puede ocultar que Jorge Ramos conoce y maneja el doble rostro y discurso de la política, es hábil para engañar y convencer a todo aquel que lo escucha y no lo conoce, es por ello que escogió a Rosarito como su punto de iniciación de precampaña en un proceso simulado que solo lo tendrá a él de contendiente y cuyo resultado fue acordado con el panista mayor en el estado, Francisco Vega.

Sin embargo, el arreglo de su candidatura con el gobernador no es un certificado de triunfo en la contienda electoral que habrá de definirse el primer domingo de Julio próximo en las urnas, y aunque sus armas de combate en la campaña serán la seguridad y el PIRE, en ambos temas sus trapacerías y deficiencias durante su gestión, saldrán a la luz pública.

Y mientras tanto….

Un imbécil llamado Dante Delgado, quien vive a costillas de los recursos públicos que le dan por ser el dueño de un remedo de partido llamado Movimiento Ciudadano, pretendió poner mordaza a los comunicadores buscando proteger a Ricardo Anaya.

Visto 115 veces
Valora este artículo
(0 votos)