IEE-2018-c

banner-caliente

 

SITT300x100-06

 

Señalábamos en la primer entrega de esta serie, que pese al disgusto de algunos priístas, en especial los ligados al grupo que lidera Jorge Hank Rhon, el ex candidato a la gubernatura del estado y actualmente representante diplomático de nuestro país ante Suiza, Fernando Castro Trenti, sigue teniendo el control y poder político en la entidad, aunque el lelo dirigente estatal de ese partido, David Rubalcaba crea lo contrario.

Agregamos, que ante el destape de José Antonio Meade Kuribeña, como virtual candidato a la presidencia del país, el famoso “Diablo" Castro Trenti, inicio al igual su ruta de operación política en el estado, instruyendo para ello a uno de sus mejores alfiles y colaboradores que tiene en la entidad, Jesús García Castro, actual líder estatal de la CNOP, a quien mandó a agitar las aguas políticas al interior del partido.

Para esta acción, el “Diablo" Castro Trenti escogió a un oscuro y nocivo personaje para la vida sindical y partidista, de pésima imagen pública y por el antagonismo que guarda Eligio Valencia Roque con el dirigente estatal del PRI, David Rubalcaba, derivado de que éste no accedió a “colocar” a su vástago Eligio Valencia López, regidor espurio en el XXII Ayuntamiento de Tijuana, como líder en el estado de las juventudes priístas, como una pieza que es maleable, mediocre y desechable políticamente como para conseguir sus fines.

Con solo haciéndolo creer que debe de ser candidato al senado de la República.

Dado este paso siguió con la segunda acción, enviar a otro de sus operadores políticos, Antonio Serret Rodríguez a Morena, partido del Mesías de la política nacional, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), con el fin de armar cuadros y estructuras que le permitan en el 2019, contar con la fuerza política suficiente para volver a acaudillar la lucha electoral en busca de sacar de la gubernatura del estado a la ya maltrecha y degradada marca del PAN, y, meter a prisión al actual gobernador, Francisco Vega de Lamadrid.

La lucha electoral el “Diablo" Castro Trenti la hará, como plan A, con la marca de su partido el PRI, de no suceder así, el plan B, será utilizar la marca de Morena, y es por ello que envió al famoso “gordo" Serret a trabajar desde este proceso federal en la formación e integración de cuadros y estructuras, ya que ese partido desde su creación a carecido de un liderazgo con la capacidad y disponibilidad de formarlas.

Y, para que lo anterior se cumpla a cabalidad, el “Diablo" instruyó a Serret para que presentará su renuncia a su militancia de veintidós años en el Revolucionario Institucional, acción que realizó el “gordo" Serret sin retobo alguno, como es su costumbre, la disciplina a toda indicación de su padre putativo y mentor político, la acata y cumple a cabalidad, así que desde hace unas semanas Serret dejó de ser tricolor y de inmediato se enfundo en la túnica mesiánica de los feligreses del Peje, en Morena.

Aunque Serret niega que la razón de su salida del PRI fue un ordenamiento diplomático, la labor que viene desempeñando desde su partida del tricolor le da certinidad a la versión extraoficial, sus constantes visitas a los liderazgos y militancia priísta rosaritense y de los municipios en los que tiene injerencia el distrito electoral federal VII, así lo indican, esta convenciendo y venciendo la poca resistencia de la abandonada y olvidada militancia y sus liderazgos en favor de quien será el candidato a la cámara baja del Congreso de la Unión en esa demarcación, el boxeador Erick “El Terrible" Morales.

Y no solo esta buscando a los líderes de colonias y su militancia, ya va tras los representantes de las fuerzas vivas rosaritenses y por aquellos representantes de organismos no gubernamentales, hasta por el decrépito, corrupto ex alcalde, cacique y pésimo empresario, Hugo Torres Chabert, lo que también es un indicativo de que no le importa la calidad de lo que sume, aino la cantidad.

Su tarea no le ha sido difícil de desarrollar, a su favor esta que ni todos juntos en el PRI cuando menos en Rosarito, guardan la capacidad de operatividad

Visto 42 veces
Valora este artículo
(0 votos)