anapromex300

TI-edo2018-300x280

foto-robertos

Expediente Político
Por.- Alfredo Calva
Los señalamientos de corrupción en contra del titular de la Promotora de Desarrollo Urbano de Rosarito ( Prodeur), Héctor Fernández Muñoz, con el paso de la administración se han ido acumulando paulatina y constantemente por diversos sectores sin que hasta el momento la entidad garante del honesto y honrado actuar de los funcionarios, la Sindicatura Procuradora que encabeza Miguel Ángel Vila, ha sido omiso, indolente e inamovible.

Organismos como los colegios de ingenieros y arquitectos han sido recurrentes en sus críticas y denuncias en contra de la Prodeur y su director Fernández Muñoz, especialmente en lo referente a los procesos de licitación que lleva a efecto la paramunicipal, acciones que de acuerdo a lo expresado por los quejosos, estos son arreglados para que las empresas de Lino León, mejor conocido como el "Poblano" resulten las beneficiadas, dejando sin oportunidad a los constructores locales.
De igual forma, el regidor por MC del VII Ayuntamiento de Playas de Rosarito, Mario Hernández Martínez, ha sido el severo catón de Fernández Muñoz por los señalamientos de los colegiados de la construcción y por la indolencia que ha mostrado el director de Prodeur a los requerimientos de información que le ha solicitado el edil en varios temas inherentes a las actividades que realiza la paramunicipal, con especial énfasis en relación a la colocación de 64 luminarias del servicio de alumbrado público en la Delegación municipal de Primo Tapia en la que se presume hay un daño patrimonial de las arcas municipales.
Por lo anterior, en la pasada sesión de cabildo, Hernández Martínez solicito a la alcaldesa Mirna Rincón Vargas, la remoción del titular de la Prodeur al denunciar ante el cuerpo edilicio, que después de un proceso de valoración y evaluación de las luminarias señaladas llevado a cabo por personal de Sindicatura y él, encontraron que solo ocho de ellas cumplen con la normativa oficial, las restantes son lámparas de defectuosa calidad cuyo valor no llega a los trescientos dólares, sin embargo, las colocadas en Primo Tapia fueron pagadas por la paramunicipal en más de 1200 dólares, lo que causo un daño al peculio del gobierno municipal de casi 60 mil dólares.
Esta nueva exposición de fétido aroma de corrupción de Fernández Muñoz, cayó como cubetada de agua helada al imputado que se encontraba en ese momento en la sesión de cabildo y a su pareja sentimental, la regidora del PAN, María Luisa Esquivel Fierro, quien desde que lograron el triunfo en las urnas electorales pugno porque su cónyuge, que laboraba en ese momento en el gobierno de Silvano Abarca en la misma dependencia con el cargo de subdirector, continuara en Prodeur como su titular.
El empecinamiento y lucha febril ante la alcaldesa Mirna Rincón por conseguir el cargo de director de la paramunicipal para su pareja por parte de la edil albiazul, no fue para que él siguiera amamantado del erario municipal, la percepción salarial resultaba secundaria, lo importante era la continuidad y protección del negocio que ha representado para quienes han dirigido la Prodeur la asociación con el "Poblano", la cual se remonta a la administración que encabezó Javier Robles Aguirre, gobierno en el que encontró un nicho de oportunidades gracias a la corrupción que fomento, protegió e impulsó el edil y su Síndico Procurador, Roberto Perales Sánchez.
Es por ello que, la regidora panista buscará afanosamente mantener a su cónyuge en la dirección de Prodeur, y para ello tendrá que recurrir al cobro de favores de antaño que le permitan contra restar las acusaciones de presunta corrupción en contra de su pareja.
Hoy, la decisión tomada en la negociación política de Mirna Rincón con Esquivel Fierro ha generado mala imagen y fama pública a su gobierno, la alcaldesa ya tiene que estar considerando el dar marcha atrás y tomar la acción de cuando menos retirar a Fernández Muñoz de la dirección de Prodeur mientras se lleva a efecto una auditoria e investigación de todos y cada uno de los señalamientos que se han hecho en su contra y esperar el resultado de la auscultación para determinar el final de un asunto que es y ha sido bastante espinoso.
Por lo que respecta a la Sindicatura y su titular Miguel Ángel Vila, con base a su actuar en estos once meses de gobierno, es de esperar como en todos los casos de similar contexto técnico y político, un fiasco más que se inserta en la corrupción por omisión, indolencia e inamovilidad, con la agravante que señalara Alejandro Marti, "la incapacidad para realizar el trabajo, también es corrupción".
Veremos que resulta.

Y mientras tanto....
Resultaría criminal, si es cierto, que los órganos operadores del agua en la entidad, tienen ordenes de "simular" la escases de agua a través de tandeos del vital liquido con el objetivo de demostrar la urgente necesidad de aprobar el Decreto 95.

Visto 110 veces
Valora este artículo
(0 votos)