IEE-2018-c

banner-caliente

 

SITT300x100-06

Expediente Político

Por.- Alfredo Calva

En los estados en los que se practica el libre comercio, la ley de la oferta y la demanda es quien regula el precio de los productos y servicios y en esta entidad no puede ser la excepción, y es por ello, que los diputados de oposición ya elevaron el precio de su voto en favor del Decreto 95, documento que permitirá y garantizará a los "empresarios" que invertirán en las obras que a través de la figura denominada APPs pretende realizar el titular del ejecutivo estatal, Francisco Vega de Lamadrid y sus coludidos asociados.

Las citadas obras que nacen en el Decreto 57 que aprobaron los legisladores el pasado mes de diciembre, incluidos los de oposición, quienes por cierto recibieron por ello un bono compensatorio, representan en términos simples y llanos, la fusión y colusión del gobernador y algunos de sus funcionarios con amigos de la iniciativa privada, con el único objetivo de llevar a efecto una serie de negocios que les redituaran impúdicas cantidades de dinero a costa de los bolsillos de los bajacalifornianos.

Para lograr que estos negocios lleguen a buen puerto, requieren que cuando menos diecisiete de los veinticinco diputados que integran la XXII legislatura sufraguen en favor del Decreto 95, de los cuales tienen en apariencia seguros los trece de la fracción panista, -si es que no insiste Miguel Osuna en votar en contra-, por lo que requieren cuatro de los diputados llamados de oposición.

A trascendido que al entender los legisladores opositores del ingente negocio que quiere hacer el gobernador y sus coreutas oficiales y privados, han fijado para las nuevas negociaciones un costo base a su voto en favor o su ausencia en la sesión en que se vaya a presentar para su aprobación el Decreto, de un millón de dólares.

Y, que solo en los casos de excepción como el de Alejandro Arregui del PRI, y Catalino Zavala Márquez de Morena, por ser coordinadores de bancada de su partido, se cotizan a diferente precio, que puede ser en billetes, en especie o en ambos.

De entre los integrantes de la actual legislatura, -los panistas quedan de lado porque esos solo ejecutan las ordenes emanadas del ejecutivo-, existen personajes que ya se conoce su postura con respecto a las APPs, son entes que guardan en algunos casos una sacramental inclinación a la corrupción, Catalino Zavala es un icono en este sentido, Job Montoya de Movimiento Ciudadano y Rocío López Gorosave del PRD, lo imitan a la perfección.

El priísta Benjamín Gómez, actual presidente de la mesa directiva del congreso, no tiene libertad de decisión, él pertenece a la perrera del Hipódromo Caliente y ya tiene la orden de su domesticador político, Jorge Hank Rhon, de apoyar el negocio del gobernador cuya oligofrenia lo ha llevado a destruir poco a poco la entidad.

El coordinador de la bancada tricolor, Alejandro Arregui, ya tiene comprometido su voto con el panismo, en cuanto a sus compañeros, Patricia Ríos y Marco Corona, son individuos que como los micos solo imitan lo que hace su coordinador de fracción, siendo la excepción en este grupo, Bernardo Padilla, quien ha manifestado a medios de comunicación que votará en contra, siempre y cuando de ultima hora no lo "convenzan" los albiazules.

Quien al igual que el priísta se manifestó en contra de las APPs durante la comparecencia ante los diputados por la glosa del IV informe de Francisco Vega, el incompetente y corrupto titular de la Sidue, Manuel Guevara, fue el diputado del PES, Luís Moreno, quien se había retraído en su actuación combativa en favor de las causas populares, tal vez porque entro en una etapa de negociación con los panistas y no llegaron a acuerdo alguno.

La realidad es que la mayoría de los diputados de oposición, con las salvedades ya descritas, con respecto al tema de las APPs se encuentran agazapados en espera de llegar a un sustancial acuerdo con el ejecutivo que les permita tener y mantener el cinismo y la desvergüenza suficientes que los proteja e impidan que los calificativos denostativos que reciben y seguirán recibiendo por su impúdico y corrupto actuar, les afecten a ellos y sus familias.

Sin duda nos percataremos si se llega a aprobar el Dictamen 95, cuales son los diputados que son dados a arrendar a la autora de sus días, porque así ganan más que subastándola.

Y mientras tanto....

Los dirigentes municipales de los partidos de oposición en Playas de Rosarito, han enmudecido con relación al tema delas APPs, tal parece que al igual que sus lideres estatales y legisladores, se encuentran postrados ante los caprichos del gobernador.

Visto 45 veces
Valora este artículo
(1 Voto)