SITT300x100-06

BnBcCrece380x250

Banner-Seguro-Me-Divierto-200x200

Expediente Político
Por.- Alfredo Calva

Es sumamente serio, que funcionarios utilicen las instituciones gubernamentales para llevar a cabo ilegalidades, y se torna grave, cuando el garante de que eso no suceda se vuelve permisivo al no lleva a cabo acciones de carácter punitivo.

Lo anterior, se encuentra ejemplificado a la perfección en la acción de clausura que llevo a efecto el gobierno local que preside Mirna Rincón Vargas, del bar La Antigua, sitio en el que fue ultimado arteramente el comunicador, Luciano Rivera, localizado en el municipio de Playas de Rosarito.
A consecuencia del asesinato del joven comunicador, la alcaldesa del quin5o municipio se vio presionada por los medios de información y por organismos de la sociedad rosaritense, por ese lamentable hecho que evidenció el grave problema de inseguridad que se vive en la demarcación y que hasta el momento es un referente puntual del fracaso gubernamental de Rincón Vargas, en materia de seguridad en sus casi diez meses de gestión.
Esta presión la obligo a manifestar impensadamente a la opinión pública, que actuaria con todo rigor y llevaría a cabo la clausura del bar La Antigua, hecho que realizó el pasado 16 del actual, luego de que la autoridad judicial investigadora libero el inmueble, a través de su dirección de Inspección y Verificación y Conservación de los Espacios Públicos.
La obligatoriedad de una palabra comprometida de manera ligera, llevo a la alcaldesa a cometer una ilegalidad a través del área de Inspección en contra de los propietarios del bar La Antigua al clausurarlo, porque con la independencia de lo que argumento en su momento el Secretario General de Gobierno, Jorge Arévalo, respecto a las causales que motivaron el cierre del referido bar, el gobierno que encabeza Mirna Rincón, le había revalidado su permiso de operación dos meses atrás, así que cualquier anomalía en la que estuviera el bar, el gobierno municipal la avaló, y eso es corrupción.
No les fue suficiente esa irregularidad, sino que en un acto de ensoberbecida jactancia, o de imbecilidad plena, el personal del municipio que se apersonó en el bar La Antigua para cumplir la consigna de la alcaldesa, incurrió en un acto de ilegalidad al colocar en los accesos del inmueble sellos indicativos de la acción ejecutada de una dependencia inexistente en el gobierno municipal, Regulación Municipal.
Tras la ilegal acción consumada, la Sindicatura Procuradora a cargo de Miguel Ángel Vila, actuó como es su costumbre en todos los casos de similar contexto, de forma omisa e inamovible, una técnica que bajo el conceptual punto de vista y entender del fiscal municipal, es la mejor política que en estos casi diez meses de ejercicio administrativo ha realizado, aunque en la praxis esta ominosa y corrupta práctica lacera los intereses de los gobernados.
Y, que decir de la titular del ejecutivo, la alcaldesa no solo ordeno la clausura a sabiendas de que recién su administración le había renovado el permiso de operación al bar La Antigua, sino que al conocer de la ilegalidad cometida por sus subordinaos al colocar sellos de una dependencia inexistente, guardo silencio, no actuó y con ello dio certinidad al murmullo ciudadano, que en su gobierno el combate y la no tolerancia a la corrupción, es una impostura.
De no cambiar el rumbo y el sentido de su gobierno, Mirna Rincón continuara alejándose de la posibilidad de tener la oportunidad de que su partido, el PAN, la postule de nueva cuenta en busca de la reelección, porque de acuerdo a las dos encuestas realizadas por empresas privadas (Plural.mx e Imerk), las dos alcaldesas que por primera ocasión gobiernan en la entidad, presentan un nivel muy bajo de aceptación entre los gobernados consultados, y de ellas, Rincón Vargas es la peor evaluada.
¿Tendrá la voluntad y capacidad para corregir?.
Ya lo sabremos.

Y mientras tanto....
El ADN del arcaico priísmo le volvió a brotar a Andrés Manuel López Obrador, y siguiendo las enseñanzas aprendidas entre los tricolores dinosaurios, con su dedo divino determinó que Claudia Sheinbaum, es la candidata que todos los ciudadanos de la Ciudad de México, quieren para Morena.

Visto 46 veces
Valora este artículo
(1 Voto)