IEE-2018-c

banner-caliente

 

SITT300x100-06

Expediente Político

Por.- Alfredo Calva

Si resultó seria la dolosa acción del titular de la Secretaría de Desarrollo Social Municipal (DESOM), Mario Osuna Jiménez, al entregar dulces caducados a niños el día que la dependencia a su cargo celebró a los infantes, grave resulta el hecho, de que este perverso funcionario considere la denuncia realizada por padres de familia que se percataron de la irresponsabilidad y agravio cometido en contra de los menores, como una campaña política orquestada en su contra.

La personalidad malsana del que fuera diputado local en la anterior legislatura emergió, solo alguien con esa perversidad puede no dar importancia a un hecho como el de que no importara que las golosinas a regalar a los pequeños estuvieran caducadas y aún pese a la advertencia de algunos de sus colaboradores sobre este hecho, le importo un carajo y giro la instrucción de distribuirlos durante el festejo, sin el menor remordimiento por las posibles secuelas que pudieran generar en los niños.
Y es de entenderse esta postura de Mario Osuna, su figura y currículo durante los encargos en la función pública que ha desarrollado gracias a su militancia panista y no por capacidad laboral, se ha distinguido por su alta proclividad a la corrupción y malas practicas en las tareas que desempeña, lo fue en desarrollo social del estado, donde obras se reportaron como realizadas sin haberse ejecutado, apoyos económicos para grupos vulnerables desaparecieron y en el congreso local no fue la excepción con respecto a sus facturaciones para los apoyos de orden social.
Su acción en contra de la salud de los niños debe generarle consecuencias, no es posible permitirle que como en las anteriores ocasiones se libere de acciones punitivas por el solo hecho de ser panista o porque manifieste que son acusaciones que hacen en su contra sus enemigos políticos, hay madres que están dispuestas a presentar los dulces que les recogieron a sus hijos al percatarse de la mala leche con la que actuaron los subordinados de DESOM y su titular, eso sin contar, que el portal de noticias Blanco&Negro que fue quien difundió en primer instancia esta acción, cuenta con las pruebas que le hicieron llegar padres de familia y algún empleado de la misma dependencia.
Cuando uno se cuestiona sobre este hecho intentando entender del porque la orden del titular de DESOM para que, pese a estar informado de la caducidad de las golosinas que se pretendían obsequiar giro la instrucción, la respuesta que emerge es simple, QUE IMPORTABA, NO ERAN SUS HIJOS.
Así que solo resta una pregunta por hacer, ¿Tendrá la entereza y virilidad suficiente Mario Osuna para encarar a sus denunciantes?.
Ya lo sabremos.

Cinismo e ingenuidad....
Es increíble que en la Dirección de Inspección y Verificación del gobierno municipal de Playas de Rosarito, que encabeza Ricardo Peñaloza, hayan multado al lupanar denominado La Cantina, por la balacera que se registró la madrugada del pasado primero de mayo y en la que una persona resultó lesionada.
Resulta harto cínica e ingenua la acción de la dependencia que dirige Ricardo Peñaloza.
Cínica, porque era de su conocimiento que ese antro operaba hasta que se quería retirar el último de los clientes en turno y sin pagar peso alguno por horas extras, gracias a la protección que les brinda el jefe de facto de ellos, Jesús González.
E Ingenua, porque creé Ricardo Peñaloza, que los ciudadanos le creyeron que fue una medida punitiva al bar que no cuenta con permiso para operar como tal, derivado del cumplimiento de su trabajo.
Y lo que viene.

Y mientras tanto....
El gobierno municipal del "Patas" Gastélum, sigue siendo indolente con los integrantes del gremio de taxistas amarillos que lidera Oscar Morales, y, hasta que no se registre un muertito actuará

Visto 153 veces
Valora este artículo
(1 Voto)