SITT300x100-06

banner-caliente

Banner-Seguro-Me-Divierto-200x200

Expediente Político
Por.- Alfredo Calva

Tal vez sea la primera ocasión en que al interior del PRI en esta entidad, su militancia lanza una sola frase, mejor dicho, un solo grito, "Fuera Chris López".
La petulancia, incapacidad política, ineficiencia, ineficacia y desmedida ambición, son atributos que sumados a su imposición por parte del remedo de estadista y gran político, Manlio Fabio Beltrones Rivera, han contribuido a lograr lo que en una década nadie a podido obtener, la unidad partidista.

El arribo de Chris López al liderazgo tricolor en la entidad, se derivó de una acción planeada y ejecutada por su padrino Beltrones Rivera, cuando este despachaba como dirigente nacional del PRI, y creyó, hecho que no pensó correctamente, que la posición le permitiría ir armando su ruta con destino a la candidatura de su partido a la presidencia de la República en el 2018, sin embargo, su desastrosos resultados electorales del 2016 cuando fue humillado y expuesto por Ricardo Anaya líder nacional del PAN, lo obligaron a renunciar al cargo y salir por la puerta trasera de su partido.
La ausencia de dignidad política de Chris López, impidió que emulara a su protector y al igual que él, en una acción de congruencia y vergüenza política por los pésimo resultados electorales también obtenidos en el estado, presentara su renuncia al cargo y se fuera a su casa a cavilar nuevas y mejores oportunidades para vivir del presupuesto.
Ante la falta de talante y vergüenza del dirigente tricolor, de forma aislada primero, comenzaron a escucharse los murmullos de militantes que pedían a la dirigencia nacional que preside de manera ramplona, Enrique Ochoa Reza, que obligarán a Chris López a realizar el proceso de renovación de dirigencia a fin de que ya se fuera de la posición y dejara de dañar la ya de por si desquebrajada imagen que tiene y sostiene su partido.
La falta de atención a esos murmullos por parte del CEN priísta, hizo que la inconformidad fuera creciendo y el resquemor se acrecentara en contra del inútil e inservible líder estatal, los militantes cada día se sumaban al hartazgo que se convirtió en poco tiempo, en el grito con el que todos exigen la renuncia inmediata de Chris López.
El encono contra el petulante babieca es tal, que la militancia priísta prefiere que se vaya, aunque no se lleve a cabo el proceso de renovación y se quede al frente del partido un delegado especial que se designe a nivel central.
La situación de unión que ha logrado Chris López al interior de su partido es tal, que el ahijado político del denostado Beltrones ya se encuentra aislado del resto de sus copartidarios, solo lo acompañan en sus andares, su maquillista personal, Ariel Lizárraga y el fiel escudero de este, Néstor.
Observemos hasta donde llega la unidad tricolor.

Y mientras tanto....
Los diputados locales del PRI, MC y PRD, siguen con la cerviz inclinada ante la sociedad, por su sumisión económica con el panismo corrupto y corruptor, por eso no apoyan la abrogación del decreto 62.

Visto 134 veces
Valora este artículo
(0 votos)