foto-robertos

Expediente Político
Por.- Alfredo Calva

Las irregularidades detectadas y documentadas por candidatos y las
autoridades del IEE del XV distrito electoral con base en el municipio de
Playas de Rosarito, en la elección de munícipes, orilló al candidato
independiente, Fernando Serrano García, a presentar un recurso de
impugnación en la que solicita se anule la elección por haber sido violentados
varios de los principios que dan legalidad a la elección.


De acuerdo a las documentales recabadas, estructuradas y entregadas al IEE
por Serrano García, muestran y demuestran las irregularidades cometidas
por la candidata de Morena, quien también es la actual alcaldesa del quinto
municipio de Baja California, Araceli Brown Figueredo, quebrantó la legalidad
del proceso electivo de la formula a munícipe.
El INE y sus organismos electorales en los estados son los responsables por
ley de organizar y realizar todos los procesos electorales en el país,
garantizando a cabalidad lo establecido en el artículo 116 de nuestra Carta
Magna, en el que se señala que serán ellos los que darán legalidad a las
elecciones a través de la observancia inviolable de los principios de Certeza,
Neutralidad, Imparcialidad, Determinación, Objetividad e Independencia.
Y, cuando uno o varios de estos principios es violentado por cualquiera de los
actores participantes en un proceso electoral, son los obligados responsables
por ley, de analizar, evaluar y dictaminar la acción punitiva que corresponda
a los agravios cometidos, lo que generalmente resulta en la anulación de la
elección de que se trate por haberse vulnerado la legalidad de la misma.
Y lo anterior, será lo que se presente por el recurso de impugnación
promovido por Serrano García, con relación a la elección de munícipe en
Playas de Rosarito, las irregularidades que se vivieron y registraron durante la
jornada electoral que se asentaron en tiempo y forma ante la autoridad

distrital, harán que el proceso de elección de alcalde cause estado en una de
las salas del Tribunal Federal Electoral (TRIFE) en Guadalajara.
La entrega de urnas abiertas y a simple vista violentadas, sin actas de
escrutinio o mal elaboradas, entregas solo por elementos de la policía
municipal sin la presencia de alguno de los funcionarios de casilla, son
algunas de las anomalías que detectaron y documentaron las autoridades
electorales y los representantes de los partidos y del candidato
independiente.
Sin embargo, lo que encendió los focos rojos a la autoridad electoral fue, que
el algoritmo con el que cuenta el método de registro al sistema del conteo
preliminar (PREP), detuvo en automático el sistema al detectar serias
inconsistencias en los datos que se ingresaban tomados de las actas de
escrutinio, por lo que en sesión extraordinario el consejo general del IEE,
ordenó al distrital la apertura del 90 por ciento de las urnas y contabilizar
voto por voto.
La contabilidad de los sufragios que se realizó en el distrito arrojó que Araceli
Brown Figueredo, obtenía mayor cantidad de votos que el resto de los
contendientes, sin embargo, la numerología que resultó del conteo oficial de
votos, no dio certeza de que los mismos hayan llegado a las urnas de manera
legal, ya que el recuento se efectuó sin los listados nominales de cada casilla.
El recurso de impugnación interpuesto por Serrano García ante el IEE, nos
permitirá conocer una de dos situaciones; si en verdad es un ente que ejerce
autonomía plena y por ende es garante de imparcialidad o, se confirma el
rumor político en el sentido de que los consejeros son altamente maleables a
los intereses del titular del ejecutivo estatal, Jaime Bonilla Valdéz y a los de su
partido.
Lo cierto hasta el momento es, que la elección para munícipe en Playas de
Rosarito, va a tardar en causar estado.
Estaremos al pendiente.

Y mientras tanto....

Las autoridades de los tres niveles de gobierno siguen cobijándose en el
consuelo del tonto en el tema del combate a la inseguridad.

Visto 131 veces
Valora este artículo
(1 Voto)