foto-robertos

Expediente Político
Por.- Alfredo Calva

Como buen coreuta el Secretario de Economía y Turismo Sustentable, Mario
Escobedo Carignan, se inclinó ante su corifeo, Jaime Bonilla Valdéz, para de
manera sumisa recibir la instrucción y de inmediato partió a realizar lo
ordenado y en conferencia de prensa cumplió con la encomienda, declinar a
su aspiración y ambición de conseguir la candidatura a la gubernatura del


estado por parte de Morena y ofrecer sus conocidas "habilidades" al
preferido del gobernante para que lo sustituya, el alcalde de Ensenada,
Armando Ayala Robles.
Así, cual tragedia griega se puede entender como un ambicioso personaje
como Escobedo Carignan, que es capaz de hacer cualquier acción si ello le
permite seguir depredando al erario público, haya declinado en favor del
alcalde ensenadenses de quien dijo en el clímax de la lambisconería, ser el
hombre que garantiza la continuidad en la transformación que se viene
realizando en el gobierno estatal de Baja California, iniciada y encabezada
por Bonilla Valdéz hace un año.
Al ser mutilado el plan político gubernamental de cinco años de Bonilla
Valdéz por parte de la SCJN, el gobernador tuvo que evaluar y valorar quien
de los posibles aspirantes a sucederlo, reunía las características que le
garantizarán, cuando menos con mayor probabilidad, continuar gobernando
a través de él y poder así dar continuidad y conclusión a su proyecto político.
Realizó una minuciosa auscultación, análisis y valoración de entre quienes
habían manifestado en privado su deseo de buscar y obtener la candidatura a
la gubernatura por parte de Morena, a decir Mario Escobedo Carignan,
Alejandro Ruiz Uribe, Marina del Pilar Ávila Olmedo y Armando Ayala Robles
y Amador Rodríguez Lozano.
De los anteriores personajes, quien le ha demostrado al gobernante poseer
las cualidades buscadas de lealtad ciega, docilidad, sumisión,

incondicionalidad y total maleabilidad, fue el alcalde Armando Ayala, por lo
que, gracias a esos atributos se convirtió en el favorito de Bonilla Valdéz para
ser impulsado por él y sus subordinados hacia la candidatura a la gubernatura
por Morena.
Y ya tomada la decisión, se giró la instrucción y llevaron a cabo la primer fase
del programa, la declinación de Escobedo Carignan en favor de Ayala Robles,
por considerarlo, dijo el Secretario, el mejor prospecto para Morena y el
garante de continuar con la transformación iniciada por Jaime Bonilla y ya
emocionados, se aprovechó el evento para que el payasito Alejandro Ruíz
Uribe, el super delegado del gobierno federal en Baja California, manifestara
su adición al proyecto del gobernador Jaime Bonilla vía Armando Ayala.
Ah, por cierto, hay dos aspirantes también a la ambicionada candidatura,
Pedro Romero Torres Torrija y Arturo González Cruz, que se encuentran fuera
del selecto círculo de preferidos del gobernador, el primero, porque se ha
mantenido con bajo perfil realizando labores y tareas que le encomiendan
desde la oficina del presidente López Obrador e ignorando al gobernador
Bonilla, y de González Cruz, para nadie es un secreto el resquemor que le
guarda el gobernador y de su deseo de impedirle que busque la candidatura
a la gubernatura.
Estás acciones se asemejan a las que viene llevando a cabo el gobernador de
Chihuahua, el panista Javier Corral, en contra de su correligionaria la
alcaldesa de la capital del estado Maru Campos, sólo porque la dama aspira a
ser candidata del PAN a la gubernatura para sustituirlo y a quien los estudios
demoscópicos la sitúan al frente de las preferencias ciudadanas dejando
atrás al títere que impulsa y quiere imponer como su candidato, Gustavo
Madero.
De las actitudes beligerantes de ambos mandatarios, la que curiosamente ha
llamado la atención, supongo que por ser panista, es la de Javier Corral al
líder de los senadores de Morena, Ricardo Monreal, quien ha sido muy
puntilloso al referirse al acoso que padece Maru Campos, al manifestar que,
"No puede ser que, en estos tiempos de apertura democrática, de cambio de
régimen y transformación de instituciones, se vivan y se reproduzcan las peores
prácticas políticas de persecución contra los adversarios, como está sucediendo en
Chihuahua", expresión que también embona al gobernante morenista.

Y mientras tanto....
Se le presenta un nuevo revés judicial al gobernador Jaime Bonilla, con
relación a la planta fotovoltaica que quiere construir en la entidad.

Visto 397 veces
Valora este artículo
(0 votos)