SITT300x100-06

4to Informe de Gobierno. B.C.

Banner-Seguro-Me-Divierto-200x200

Tijuana.- Los abusos del Gremio de Taxis Amarillos no pueden ser provocados únicamente por el pasaje ordinario de la ciudad, pues siendo la de Tijuana la frontera más transitada del mundo, es lógico pensar que muchas de las miles de personas que la cruzan diariamente en dirección de norte a sur pueda sostener el negocio de los taxistas amarillos, de Uber y libres que operan en la ciudad.

Tal vez la competencia entre los tres sistemas de transporte público merma las ganancias de los amarillos, gremio que se constituyó en 1923 y que durante muchas décadas mantuvo el monopolio del transporte de turistas en la línea internacional.

Pero existe una práctica común entre choferes que prestan sus servicios en la línea internacional que es la de llevar a los turistas a ciertos prostíbulos a cambio del pago por "arrimarles" clientes, lo que se podría pensar como algo legal, pero también hacen sus viajes para comprar estupefacientes, pues muchos saben dónde conseguirlos y llevan a los potenciales compradores hacia esos puntos ilegales.

En una amplia investigación, Erick Gómez Tagle López, del Instituto Nacional de Ciencias Penales, advierte que el turismo y el comercio sexuales con niñas, niños y adolescentes es un gran negocio, que se ha convertido "en un problema grave en México"

Tijuana es la primera ciudad en la lista junto con Tapachula, Chiapas; Ciudad Juárez, Chihuahua; Acapulco, Guerrero; Cuernavaca, Morelos; Cancún, Quintana Roo; Guadalajara y Puerto Vallarta, Jalisco; así como las delegaciones Venustiano Carranza y Cuauhtémoc, Distrito Federal son donde más se registra el comercio sexual infantil.

Esa posición nada honrosa es difícil entender sin la participación de quien traslade a los pedófilos hacia el lugar en dónde puedan saciar sus bajos instintos, pues la mayoría de ellos son extranjeros que ingresan a la ciudad a pie por el cruce internacional Tijuana – San Ysidro y por lógica requieren de un taxi para completar el recorrido.

También hay quienes vienen a conseguir fármacos que en la Unión Americana sería casi imposible conseguir sin una receta médica y aquí en Tijuana sí existe un mercado negro principalmente de psicotrópicos, a esas personas les importa poco pagar los 20 o 30 dólares que cobran los taxistas amarillos por el traslado de la línea internacional a la zona centro.

El turismo de pedófilos, drogadictos que compran psicotrópicos en las farmacias y no se diga los prostíbulos de la Zona Norte es el que les da ganancias a los amarillos y a sus dirigente Oscar Morales que no está dispuesto a compartir con nadie. Y lo peor en este caso son las alianzas políticas que el gremio ha sellado con los gobernantes, pues sólo así se entiende que los involucrados en golpear a otros taxistas estén libres y que la policía municipal no haya recogido y enviado al corralón a los taxis que bloquearon la vía pública durante la manifestación de repudio hacia sus prácticas violentas que organizó Uber.

Como se da en la práctica, se ve muy difícil que el próximo alcalde de la ciudad Juan Manuel Gastélum se decida a actuar en contra del gremio que se significó por apoyarlo durante el proceso electoral. Ojalá y me equivoque y sí se investigue no sólo el actuar vandálico de los Taxis Amarillos que encabeza Oscar Morales, también la causa verdadera que la motiva y se les someta al imperio de la Ley. Ojalá.

Visto 1698 veces